Usurero

Se devaluó el argumento
fuiste como un flamboyán en invierno
el piso resultó de cristal
si no pisabas con cuidado, se quebraba al andar.

Te vendiste caro
pero al final me sobró mas de lo esperado
después de todo cedes de contrabando
mides el recorrido y actúas como inmolado.

Juzgas lo exagerado de mis pasos
pero olvidas lo fársico que es morir a tu lado
me hierve una resaca por mis sentidos abrumados
te dejo la mordaza y tu papel de mártir descarado.

Siempre fui amante de las segundas partes
pero no en tu caso
si algo me enseñaste
es a no revolcarme en el mismo fango.

Te compras la vida con frases conciliadas
das las obras de caridad incluso fiadas
pero te complaces en cobrar los impuestos,
en señalar al deudor limpiando tu rol de usurero.

Constante ganador de tu juego
las reglas las pone tu ego,
la apuesta propuesta es alta
pero no hay boleto premiado
los dados desde antes los manejabas cargados.

Ser sinceros fue un mal acuerdo
sobre todo cuando tropiezas con el desliz
de no saber a quién estabas engañando,
la verdad se pierde cuando la vendes.

Secuestrador con pase de prisionero
dar la espalda nunca fue de mi consuelo
brillante idea usar aquel sombrero
sicario disfraz, me hubiera divertido
lastima que soy para tu sol, de hielo.

Choquemos las copas
y escuchemos el viejo bolero
para que me cuentes como las lunas se caen
si las bajas con falsos amuletos.

“Por el dolor de conocer lo sórdido de tu verso”…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.