Sin promesas, ni mentiras.

Se encontraron dos amantes
en la sala de un aeropuerto
ella tomaría un vuelo a Paris
el perdería un día en el carnaval de Brasil

sus ojos se cruzaron un instante
suficiente la inercia para evitar escapar
se fundieron en un abrazo futíl
sin intecambiar palabras ni miradas

no hubo besos en el borde de los labios
ni el roce de piel que estremece
el silencio fue tan breve
que no dio oportunidad de redimirse

fue un otoño sin luna
sin retornos ni despedidas
cargaron sus maletas
sin promesas ni mentiras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.