Simplemente me gusta besar

Tratando de conseguir una presa
resulte siendo carnada para un pez del mismo color
las 3am en el reloj, vamos al bar al final de la calle
ese con banderas donde el amor no tiene plusvalía

Un poco azorados buscando una cara familiar
la chica en la pista se acerca franca y llana
“es su primera vez aquí? Podemos hacer un trío”
una propuesta poco usual, pero tentadora

Ya instalados en la mesa, otra bebida al sistema
que la sobriedad no llegue hasta despertar
chicos tocando sin malicia ni afán
sonrisas aquí, saludos allá

En la mesa de a lado la chica miraba al asiático
pero su interés estaba en alguien más
“mi amigo quiere saber tu nombre” susurre en su oído
“me llamo Olga, y mi novia Nayeli”
“carajo” maldijo, “me iré limpio de este lugar”

Yo estaba por la música y la compañía, no buscaba más
bailando sentí una caricia, “por qué me tocas así?” Reclame
la cara de asombro en mi amigo me dio la respuesta
la mirada picara de “Nayeli” me lo confirmo
una caricia más para reafirmar que había sido ella quien jugo con mis manos

Al llegar al baño note que alguien me seguía
no puse interés, es normal que los tragos te hagan entrar
habiendo tantos, quiso entro conmigo al mismo
Sonreí leyendo su intención

Secuestro mis labios con su boca
metió su lengua hasta tocar la mía
puedo asegurar que tenía maestría en besos
pudo estremecerme y hacerme sonrojar
pero ella quería más, y no me negaría a darlo
metió su mano dentro del pantalón
de manera astuta hizo a un lado la ropa interior
Sus dedos suaves y tersos encontraron el botón
hacia movimientos que me hicieron volar
Los gemidos se perdían con la música

Me invito a salir del lugar; “mi lengua puede hacerte gritar”
“Lo siento, No me gustan las mujeres, simplemente me gusta besar…”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.