Sábado, por la noche

En mi extraño masoquizmo te marque
pensé: “sabado por la noche, imposible que este solo
lanzare la moneda quiza caiga a mi favor”
te hice la invitacion y la respuesta subio mi temperatura

larga fue la espera, senti que no llegabas
el reloj marchaba al compaz de mi pecho
una vez en el sofa, mis ganas se desmoronaron
tu constante interrogatorio, helo mi libido

llego compañia, ya no estabamos solos
recordé lo que dias atras dijiste:
“es muy facil hacerlo en tu casa”
la temperatura nuevamente subió

mis manos traviezas empezaron la accion..
rozaron entre tus piernas, igual que aquella primera vez
casi como un susurro dijiste: “no lo hagas”
y para mi fue un: “no te detengas”

el sofa resulto mas comodo de lo que pense
La pequeña luz que entraba por la ventana
era suficiente para ver tus labios mordiendo mis pechos,
y a tu lengua jugar con mi pezón

las caricias eran las indicadas para invitarte a pasar,
y yo estaba lista para que estuvieras dentro
la ropa no estorbo, los botones de tu pantalon se abrieron facilmente,
mi pijama dejo desnuda la puerta del templo

“Quiero hacerlo aquí!” No podía esperar más
no vacilaste y con astucia me subíste sobre tú miembro
y estaba ahí, lista, mojada y con la lubricacion perfecta para que me
hicieras gritar
me subí y baile al compás de los gemidos no expresados

el sofa resulto insuficiente, “Vamos a la cama”
la falta de esterilizante casi arruina la faena
“Acuérdate que estan en esa cajita”
más vale estar preparados para la proxima vez

yo arriba como un jinete, buscando llegar a donde me gusta que me lleves
disfruto tener el “control” y escuchar “vas a hacer que termine,
no te muevas así” todo eso para mi son ordenes contrarias
tu cara, tus gestos me dicen que voy bien

tu arriba me pones a mil, tus movimientos pausados,
rápidos, los pequeños golpes de tu genital
los besos, el contener los gemidos
pequeño concierto en silencio!!

terminar juntos es lo mejor de la batalla de sal
como empujas tu miembro con cierta rudeza
me gusta sentirte todo
quiero que termines otra vez en mi boca

quiero mas noches como esta
con tus reproches, los pleitos,
tus caricias, los besos
y la adrenalina de saber que no estamos solos.

6 thoughts on “Sábado, por la noche

  1. Gracias a este escrito has acarreado a mi vida muchos dolores, los cuales te agradesco inmensamente, solo me queda decirte salud por tu pasion y mas encuentros fortuitos

  2. Se dibuja una sonrisa en mi, al leer tú comentario.
    Salud por los encuentros fortuitos que causan dolores.

  3. as abierto el apetito de mi mas rencondita fantasía. tu descripción de las escenas hace temblar mi boca y mi alma de una ilucion que nunca pude completar,, en hora buena!!!

  4. Lex en lo personal esta es mi favorita, y la primer cronica que se me ocurrio escribir, asi que cada vez que la leo mi cuerpo vuelve a estremecerse tambien

  5. en hora buena. te creo. por que lo mismo me paso.. gracias por las locuras que de mi mente lograste sacar..

  6. No puedo evitar sonreír de satisfacción, al ver que este escrito provoca erecciones y lubricaciones! 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.