Tres luces prendidas para este impar…

Que las copas se llenen, que las luces festejen, que la pasión no marque sus límites…

Con que fuerza me saluda otro aniversario, se suman cuentos al almanaque, dolores que se instalan sin un adiós es sus labios, sonidos de risas que me recuerdan por que vale la pena luchar, aciertos y absurdos tropiezos, amores dormidos y laberintos aun sin puerto, miradas libres de palabras que se convierten en misiles, noches de locura y amaneceres en soledad.

Aun no he desarrollado un gusto por los números impar, pero esta tercera copa merece ser levantada por la locura transitoria que adorna mis complejos, que viste mis atrevimientos, que me tiende trampas noche tras noche, que me contamina sin aviso y me delata, que guarda mis secretos y otros los grita con descaro….es necesario festejar por otro año donde las letras hicieron su juego, por la revelación de cartas marcadas, por conquistar mis días con emociones invisibles y caricias de papel.

Que la vida resuene en este día por las glorias que se me escaparon, que reviva la voz que un día llenó de flores mi corazón, sigo siendo tan adicta a mis fantasías y a las reyertas con buena trama como al silencio y a las batallas que esconde la madrugada cuando menos las reclamas.

Cuanta intensidad acusó este año….

Me robó el aliento mas de un “Paseo inmoral” (citando al maestro Cerati), me perdí por placer pero gané por bondad. Celebro mis torpes movimientos pero acertados al fin, los vicios exclusivos que sigo nombrando solo para mi. Hasta la frustración que me regala cada desmayo, pero sobre todo, celebro el perdón que me enseñó esa voz al desafiarme con la revelación de ese mal poco honesto que sacudió a mis padres. Veo en su mirada miedo y pensamientos inestables y confieso que aún no encuentro mejor cura, que ver a mi madre sonriendo.

Aventé una moneda al aire y adquirí unas cuantas traiciones, nada irrecuperable, contingencias de una fe basada en penalidades, errores de seres imperfectos, en el camino se pierden amistades solo cuando tienen la marca de descuento, nada que la vida no te de para saldar, se puede empezar desde cero, los amigos perdidos pueden dejar de ser unos desconocidos mientras aún haya tiempo. En “sueños en trance” escribiré el nombre de un loco par del que aún suelo reírme y extrañar por defaul.

Guardo una leyenda en el corazón, no creo que caduque en realidad, ficción de una vida que no será -una luna llena contagiada por un par de versos me la regaló- le pongo un altar por la perfección, por la intensidad que pinta el protagonismo, este año fue también mi inspiración, altanero en drama, “bohemio de los sueños que no se beben de golpe,
loco por condición, soberbio por sus propios meritos”, vive sin decir adiós, no importa cuantas veces se despida o cuantas veces me despida yo.

Más de 10 veces me decepcionaron y quizá 20 lastimé, pero son incontables las veces que me han hecho reír y no caben en mis manos las sonrisas que he regalado. Me han traicionado pero no soy perfecta y a más de uno he hecho sufrir…aún me pregunto por que la vida se basa en desperfectos y perdiendo tiempo para empezar otra vez a construir nuevos cimientos.

Me costó el alma dejar en libertad, aprisionar el amor, darle mas peso a la lealtad, dar un paso adelante dejando parte de mi vida atrás, cada luna llena soñaré encontrarlo, cada Octubre pensaré en el andén que nos cruzó, guardo la esperanza de verlo a los ojos y ver el mismo paraíso que leo y trato de alcanzar cada día, como duele cuando todo se resume en traición pero no se puede servir a dos seres. Tarde lo entiendo pero el tiempo dirá que no existe mayor amistad que dejar en libertad.

Nuevos pactos en mi libreta, algunos renovados, el permitirme romper algunos me salió bastante caro. Trío de pecados, humo de demolición, labios rosas en la travesía y alcohol para llevar.

Adopté también nuevos conceptos, un corazón cada día mas viejo, se restan segundos según un inculto estudio, pero se suman besos que alivian por mucho lo que los comprimidos no han hecho.

Casi pierdo en el camino al duende de mi almohada, hoy me alimento del anhelo de re-enamorarme de la quietud, de la pasión que de madrugada me suele desnudar, de ese tono férvido que sabe bien ocultar, de las manos que no dicen nada y a la vez lo dicen todo, de la fragancia del orgullo con el que me suele desequilibrar, de las complacencias, de sus adicciones, de mis terquedades que lo desquician, de su valentía por perdonarme cada falta y seguir a mi lado a pesar de lo pintoresco de mis días, de él, simplemente de él.

Un año donde recordé que el desánimo tiene un autor y un objetivo, que vive feliz por las separaciones, por la falta de amor, por la desconfianza, por las traiciones, por los engaños, por los rencores… cuando lo importante no es cuantas veces ni como caemos sino como nos levantamos, como confrontamos la flaqueza, como luchamos para que nuestras manos no caigan, como seguimos en la guerra sin armas ni motines…

Este aniversario le da la bienvenida a nuevas lecciones, donde aprendí a prescindir de algunas opiniones, donde aprendí que la confianza se puede perder pero también se puede ganar, que no necesito que crean en mi para ser feliz, que la felicidad la hago y la decido yo, para lo cual es necesario ser lo suficientemente valiente para sufrir, para aprender, para caminar y para correr.

Que los días sigan con esta emoción, con esta pasión que deja de todo y al final nos quedamos con lo mejor, que te inyecta dolor pero te enseña a ser mejor, que se ríe cuando tropiezas pero hace una fiesta cuando decides levantarte, que te muestra quienes están ahí para ti y a quiénes tienes que correr para alcanzarlos, a quienes has dejado atrás y que se necesita para levantarlos y sobre todo, lo que pesa soltar algunas cuerdas….

Un aniversario distinto, de fieles lectores, de locos autores, donde comparto el festejo a distancia y a la vez lo siento solo mío…

Un aniversario de locura, donde hay mucho que celebrar y otro tanto que lamentar, por tantas lunas, por la inspiración de nuestros días, por ser parte de nuestra vida…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.