Puntos suspensivos

Me tome dos cervezas después de hacer el amor, y me quede pensando si vale la pena viajar con putas al infierno. Se que la conciencia esta vetada en estos tiempos, y que los tabúes son parte del imaginario colectivo, pero los principios que me enseño papá están presentes en la cotidianidad de esta vida, llamesele como se le llame.

A veces pensé que la caricatura del día a día me llevaría más allá de lo que mi imaginación pintaba en oleos, esperando que al salir el sol la bruma se disipara. La realidad es que con todos los momentos de soledad, lo libros leídos a medias, los escritos que se quedan en la cabeza, y los espejos disfrazados de huestes celestiales, hoy por hoy el juego de vivir tiene minutos que las malas memorias no deben olvidar (aunque en efecto eso pase).

Si nunca hice caso de un consejo, si me pareció exclusivo aquel club de santidades, es por que mi albedrío tiene límites extensos. Me etiquetaron de loco, inhumano, falso ángel. Me inmolaron en el altar de la escéptica sociedad que ruega por vírgenes en vena. Me cortaron las alas cuando se que el amor no viene cada fin de mes. Aun así, nunca pedí nada, y regale mucho. Deje las calles adornadas de palmeras, mi casa es casa de todos, no se pueden quejar, en mi el amigo que soñaron y que algún día recordaran, aunque no este más aquí.

Quizás, con un poco de suerte, pueda hacer una fiesta con alguna oferta que no pueda rechazar, quizás la música que escucho se parezca mas a los infortunios del destino, pero que diablos, prefiero una buena letra a una pegajosa melodía. Y no me callo, mi lengua aun no se entrena a no decir nada. Mis vicios no son caros, solo necesito un poco de mágica hermosura e inspiración. La cordura es para los maestros del blues. Prefiero los amigos de nobeles y reyes, a los amigos de los narcos y la supuesta alta sociedad.

El mensaje en el teléfono era mas excitante que estar desnudo acariciando esa alocada cabellera. Tuve en mis manos esa vacía sensación de que al final, estaría en el mismo lugar, buscando entre las sabanas algún indicio de un buen polvo.

Ayer que dije “Adios Carnaval” el universo se paralizo, y en mi mundo las musas beben de otra copa, la luna se acuesta desnuda con Marte, ocultos entre sabanas de algodón, perdí la razón, y como loco subí a la azotea, esperando la bruja que me llevara a pasear en su escoba ultimo modelo.

Después de unos besos con sabor a barro, del fuego que quemo las falsas ilusiones, de la vanidad que deja un orgasmo fingido, del egoísmo dibujado en imposturas, prefiero esperar y guardar silencio, desnudo en la banca de mi jardín, con las bragas de la luna. Si me encuentran muerto al amanecer, no habrá desden. Sirvanse en la copa que esta en la barra el vino que me dejo en esta estación de tren, y súbanle el volumen que quiero brindar con mi amante en curso.

PD. La mentira en la poesía como en las artes, esta permitida.

… se acabo la cerveza, voy por mas.. ¿no gustas un whiskito? dijo la voz.
No, tengo que ir con unas amigas. Dije yo.

No conozco la historia pero perdí el respeto por ti, y tus convicciones. Adios.

Me costó poco aprender que bajo se puede caer
y cuando acabo la lección no quedaba nada,
nada a salvo a mí alrededor.

…. dejo estos puntos suspensivos como la mejor herencia. Usese con moderación. Las alegorías aunque puedan usarse en mi contra es resultado de un buen alcohol. La adrenalina en cambio, es parte de no tener conmigo a mi sweet melocotoncita.

6 thoughts on “Puntos suspensivos

  1. DEJA MUCHO POR PENSAR Y AUN ASI NO QUIERO ENTENDER O EN REALIDAD ES PARA NO ENTENDER NECESITO UN INTERPRETE SI?

  2. @lorena: a que te refieres? a este escrito a todo en general??? si es todo en general ve a la seccion Acerca… ahi te puedes confundir mas! jeje

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.