Paradójica discordia

Olvidé anexar una cláusula al último contrato,
las lágrimas no tendrían papel en esta majadería de teatro,
daba por hecho que el ego sabe extrañar pero con estilo,
mezquina ironía no pensar en como escaparía de mi misma.

Paradójica discordia el corazón me abotona,
de pensar en el cuando la razón no quiere verle ni la sombra
anómala mujer me ha asalariado,
por orillarme a titubear por una piel que nunca ha hurgado.

La luna pierde el enfoque y deslumbra lo ignorado
tengo el reclamo de dejar desnuda la alborada
nunca me ha limitado el amor clausurado
pero no tengo presupuesto
para que los momentos de ilusoria poética también sean el blanco.

El quiso verme partir antes de tomar el timón
he de confesar que solo quise avanzar dos pasos
son perfectos para huir de su lado,
pero su perfume aun lo guardo entre mis manos.

Yo elegí defender con mi vida
-Esperanza clandestina
que ese amor se mantenga intacto,
es un precio bastante alto,
puedo arrancarme la dignidad al no quererlo olvidar
pero me tomo el vino en la misma copa donde brindé con ella
por su tranquilidad dependiente de mi firma de desaparición.
-Me aviento al vacío pero dejo mi carta…nadie le borrará la P.D.

Al final odiaré verme cada día en sus ojos,
en un dolor que yo también sufrí viéndolo de lejos
nunca fue amistad nena, es orgullo femenino,
no puedo traicionarlo y no había que agradecerlo
mi pago es ver su corazón brindándote lo que nunca pudo ser nuestro.

Si me alcanza para pagarlo
le pido a los años me vendan un nuevo pacto,
donde pueda verlo enamorado, prometo no intervenir
pero sí sonreír por el éxito…de contrabando

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.