31.

Felices 31.

No tengo palabras para desearte lo mejor.
Las ahogaste con tus silencios y con esa forma de decir adiós.
Esta noche no habrá flores, ni abrazos, ni un te amo.
Los cambiaste por humo, marihuana y un orgasmo.

No tuviste lo mejor de mi. No tuviste las agallas de esperar el momento.
Pero te deseo que vivas como deseas y encuentres felicidad.
Ese estado único de paz y armonía con el universo.
No mires atrás, para entonces ya me habré ido.

No te deseo ningún mal, quiero que quede claro.
Porque dos corazones dependen de ti, y el mío aún está sangrando.
Sigue adelante con tus pasos.
Algún día en otro aniversario entenderás lo que es amar sin barreras y sin engaños.

Disfruta tus 31. Te ame. Te amo. Mañana no se.

Espero curarme de ti

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»… Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón. #jaimeSabines

Serenata con letras V.

Si te vas.

Creo que ya te he perdido,
creo que tu ya no estas,
Creo que al fin tengo miedo,
Tu me crees debil – creo te equivocas.

Creo que estas por marcharte,
Siento tu mano en la puerta,
Pense que este era mi imperio
y en este momento – seguro no estoy.

Creo que eres cruel – creo que hay que intentar,
Creo necesitar en mi vida – esta leccion,
creo estar asustado– que lo pienso demasiado,
Se que esta mal y es un problema que he de afrontar…

Si te vas – tal vez sea tiempo volver,
Hay un espantoso espacio solo para mi
y no puedo respirar…
Si te vas – nena, necesitas volver, vuelve.
Pues hay un poco de mi ser
en cada poro en ti.

Apuesto olvidarte es dificil,
Apuesto a que la luna ya no brillara,
Apuesto mis manos que puedo aguantar,
Apuesto a que eres cruel – mas de lo que crees.

Creo que eres tan cruel – Creo hay que intentar,
Creo que voy a necesitar – esto en mi vida,
Pienso que solo estoy asustado – que se demasiado,
No puedo expresarlo y es un problema que voy afrontar…

Si te vas – tal vez sea tiempo de volver,
Hay una espantosa habitacion solo para mi
y apenas puedo moverme,
Si te has ido – nena, necesitas volver, vuelve.
Pues hay un poco de mi ser
En cada poro de ti.

Creo que eres tan cruel – Creo hay que intentar,
Creo que puedo necesitar – esto en mi vida,
Creo estar asustado – hablo demasiado,
Se que estoy equivocado y es un problema que voy afrontar…

Si te vas – tal vez sea tiempo de volver,
Hay una espantosa habitacion para mi
y apenas puedo respirar,
Si te has ido – nena, necesitas volver, vuelve.
Pues hay un poco de mi ser…
En toda tu.

Juegos Crueles

Aquí estoy otra vez, observándote a lo lejos
en la misma barra, en el mismo bar.

Me conformo con saberte cantando, bailando de repente,
de esa manera tan peculiar.
Y quiero buscarte.
Y quiero doblegarme.
Y no puedo.

Yo buscaba un beso, sabiendo que el resto llega con mordidas.
Con deseos, con manos ávidas por jugar bajo la blusa.
Tu me das tan solo un gesto. Y no la orquesta que necesito hoy.

Y nos dimos besos que nos pudimos haber ahorrado,
así no tendría que recordarlos.

En la guerra…

Como empezar, si soy uno de los que le puso la soga al cuello, como explicarle a un ser explosivo y a un ser tan volatil lo que ellos ya saben, ya han caido dos muertos pero y el resto no tienen por que perder pueden haber dicho la ultima palabra y al final quien puede levantar la mano de campeon si aqui solo se ve un doble K.O. Quizas desde sus perspectivas aquel que intente lamer sus heridas no sera el ganador, pero ante esos pequenos ojos yo solo veo un perdedor y aquel de buen corazon tendra que tomarlo de la mano y ayudar a caminar el sendero que algunas cruzo. Dime asi vale la pena ser el vencedor? Dime si doblar la rodilla podria ser mejor? Mi intension no es ser catastrofico solo quiero recordarles algo que quizas bien sepan. En la guerra son los viejos los que hablan, mientras los jovenes mueren.

Sin puntos suspensivos.

El auditorio era basto, los candelabros colgaban con velas que chisporrotean entregando sus languidas sombras serpenteantes mientras el orador salpicaba su Esperanza, las luces con el viento se apagaban, la familia mostrando cara, han sido varias semanas aguantando el declive y aun cuando conocian el desenlace no ha sido facil. no hay grandes derroches de tristeza en sus caras se refleja el dolor puedo ver sus sonrisas, sus ganas de no llorar, sus ojos abandonados por periodos muy pequenos solo para volver a una mueca de felicidad. la incertifumbre es agobiante el sentimiento desmorona, el recuerdo razga muy adentro y el dolor tan solo una carga que hay que soportar, me acerque tratando que mis brazos fueran fortaleza, las pocas palabras que pude ilbanar buscaban ser un balsamo para su mal y asi de pronto algo me golpeo, como viento frio que congelo mi animo y corazon. ahi dentro del feretro vi a ese hombre que algunas veces compare con la fortaleza de mi hermano, le note algo que me hizo tambalear. mire lo Que me espera, mire lo que sin remedio tendre que afrontar, mire el rostro de mi padre y el futuro que nos dejara sin puntos suspensivos.