No soy inocente pero tu eres culpable

Reconozco mi frialdad y
el rencor que encierra mi mirar,
caminaste tantas veces sobre mi
que aún duele el peso de tus ojos.
Muchas veces quise huir,
otras tantas hasta morir,
pero eso a ti no te preocupaba
pues de cualquier manera pasarías
una vez mas sobre mi estúpida y vieja mirada…
Se que ahora ruegas por amor,
por un poco de atención,
esa que destruiste,
que no te diste el tiempo y la perdiste.
Que triste hoy se ve tu orgullo,
con mi compañía y aun
revolcándote en la soledad…
Reconozco que no soy inocente
pero tu se consiente de tu culpabilidad!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.