Muñeca de abadía

Te buscan en la abadía
y parece que tienen prisa
un par de sueños y una loca pesadilla
quieren salvarte de las llamas del infierno
y no saben que has bajado un par de veces
con tus besos
a provocar el fuego

Te sigues vistiendo de dama
con tus tácticas lascivas
con ese diablito hibernando entre tus piernas
esperando que el gemido de súbito
sea una invitación a lo prohibido

de blanco esperas
que se manche con carmín el cielo
con la espalda descubierta
llevando a cuestas
los labios de la verdad
y la osadía

siendo en la cama un ángel
una muñeca de abadía
con cuernos bajo el sombrero
y cola bajo el vestido
sorteas los dias con tus rabietas
arrebatando besos
a la menor provocación.

One thought on “Muñeca de abadía

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.