Minutos extras

Eres la hora justa donde el sol y la luna no se juntan
la madrugada abraza mis ilusiones cargadas
demoliendo cuentos, revolviendo historias que cobran los desvelos
tu duermes con el día recargado sobre tu espalda
cantando que el destino es veneno
pidiendo motivos que te lleven en el tren despierto.

Que incierto se vuelve ese torpe momento
cuando impregnaste el sabor de ti
aun no comprendo en que descuido me rendí
simplemente extravie la compostura
en alguna de las copas que bebí.

Tus ojos provocaron el estrago que ahora alimento
este vicio de superar el invento donde se arruina lo perfecto
donde puedo viajar sin sorprender al viento
esquivando tu mirada por una sola vez
perdida en el tiempo…
enredada en lo obvio de tu actuación
que por poco sobrevivía a lo que hoy traiciona la respiración.

Hasta suena exitante el recordar el recorrido en un minuto,
la distancia que nos separaba de lo que la mente maquinaba
y ahora el atrevimiento me lleva a padecer
del inconveniente de guardar en el inconsiente el sabor de tus besos
le robé a la imaginación minutos extras
y a tus manos la atracción de un coqueteo.

Nunca vi la luz en ese espacio intermedio
pero tu brillo maquillo de extraños golpes
lo que parecía absurdo miedo,
extendí el sobrante de pudor
y en medio del silencio
percibí que había perdido en este juego.

Aposte mi tiempo y perdí minutos extras
en la adicción de tenerte de nuevo…

2 thoughts on “Minutos extras

  1. KOMO SIEMPRE FABULOZA, NO ME RESISTO A TUS ESCRITOS, ME ENCANTA SALUDOS NIÑA Y UN BESO.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.