Mi viejo: mi héroe

En tu rostro ya figuran desde hace tiempo
las arrugas que te reconcilian con el éxito
una por cada vez que te quedaste despierto en el sillón de mi recámara
cuidando cuando caí enfermo y mamá estaba cansada.

No te hiciste pronto de dinero, ni cruzaste la frontera
y los lujos los cambiaste por comida en la alacena
quizás te debío sobrar un beso y algunos sueños ajenos
pero nunca te faltó hacerla de caballito en el piso de la casa
ni el “cinto escondido” en días de impetuosa lluvia
quizás olvidaste cantar un touchdown, un grandslam o un gol
pero dejaste que ganara en las damas chinas y en el maratón
le subiste cada fin de semana el volumen a los Doors,
a los Zepellin y a los Stones.

Cuidaste de mis olvidos en el patio, en el carro, en la granja
construiste con astillas en la mano obras de arte con madera y clavos
te quebraste la espalda trabajando por los que amas
lo que huyen de tu rostro adusto, y tu porte de dictador
no conocen el lado amable y lo cortés de tus formas
la simpatía del doble color de tus ojos
no conocen aquellas pecas que el sol en el duro trabajo oculto.

Desvié mis pasos un tanto buscando nuevas aventuras y naufragios
te di golpes sin contacto en la cabeza y en el corazón
nunca tome tus herramientas para seguir tu vocación
porque se que somos dos gotas de agua de diferente jarrón
voy forjando mi propia historia en mi carreta de cartón
aquella que construí con sudor, orgullo y desesperación.

Voy por la vida dando vuelcos en una calle clandestina
tomando atajos para alcanzar a ser como tu
por mis propios medios, con infinidad de miedos
porque se que al final el objetivo es llegar
con carreta de oro como la tuya, bendecida por Dios.

No te culpes si desvié el camino no fue tu culpa mi destino
el mr hyde que llevo dentro se lo debo a los monstruos en mi cabeza
y a lo que leo de prisa.

Mi viejo: mi héroe, nunca te entregue un te quiero
no es demasiado tarde para hacerlo
el predicado de nuestro nombre es duro, recio
pero no insensible, no siniestro
y lleva de novia a la mejor “madre mía!” de la historia.

Para mi padre, te amo!

4 thoughts on “Mi viejo: mi héroe

  1. nunca es tarde para decirle “te quiero” a ese heroe de carne y hueso…..
    de mis favoritas hasta hoy Mr Cadaver!!!

  2. De verdad es un Señor. No importa su rostro duro que a veces hacia temblar, Aunque de pocas palabras es de esos que saben amar. aunque a su tiempo nunca lo ve uno, siempre es bueno reconocer que tu Heroe siempre te fue fiel.

  3. @luna roja: lo hice y ya hasta lo imprimio..
    @canalla: algunas vez me dijo, entenderas cuando tengas mi edad… jajaja, sabias palabras
    @celi: gracias 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.