Los besos que no te he regalado

De las vulnerabilidades mas arrinconadas del corazón…

Cuantas coartadas para robarme el valor,
recalco mi culpa, no pensar igual que voz,
arranco de tajo la dañina obsesión
de este amor me dejo libre
de este amor que siempre me fue imposible.

Que número de días negándome la frustración
de llegar tarde a tu vida y aun permitir que te llevaras el corazón,
siempre serás el amor ideal, los sueños perfectos
pero me quedo con lo real, aunque la luna no lo pueda aprobar.

Siempre escuché que es de sabios reconocer
y yo admito que me impone la marca de ti en mi piel,
vuelvo a dejarle mi destino a los comprimidos
es el tiempo de retroceder y solo ellos saben hacerlo bien.

Nunca pensé perderte en el camino
no actué la despedida, por lo que no me sale nada bien,
esta musa en quiebra tiene mucho que aprender,
no quise herirte pero se lo que es perder la fe.

En desacuerdo con bastantes argumentos
no soy lo que has pintado
pero no me valdré del intento de rescate
te doy por perdido, la culpa es proporcional
tampoco hago promesas, pues el tiempo te dirá
que no hicieron falta… siempre estuvieron de mas.

Recojo mis maletas y reclamo las cicatrices
sin ellas no sabría en que he mejorado
sin ellas quien me recordaría que mi poesía va a tu lado
que eres pasado….y lo mucho que te he extrañado.

Puñaladas por la espalda te han desangrado
a mi me desangra no encontrar el remedio
el método que borre de mi mente tus imperfectos
-¿No valen más los besos que no te he regalado?-
bajo la cabeza y espero con eso pagar de contado,
pero si no, te guardaré en el baúl de acuerdos no saldados.

Te esquivo la mirada,
me duele mas que todos los cuchillos enterrados
no se bien fingir, como lo habrás notado…
pero aun no te puedo dar por ignorado…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.