Mañana se nos casa.

Alguna vez me reí del amor que profeso,
otras tantas le aplaudí a su emoción,
siempre le he deseado la suerte
que hasta el momento no he encontrado yo.

Alguna vez le escuche ofrecer una casa
y compartir sus dulces sueños,
también le dije si no la quieres no te cases
y no me escucho.

Desde hace tiempo
le veo diferente quizás un poco más alto,
tal vez es el amor lo que le hace ver
su rostro más fuerte.

Recuerdo aquella noche
que su voz sonó diferente,
me dijo de una chica
que según no le tenia interés.

me conto de un viaje grande
amigos, casinos, los bailes,
la acera, las luces, los bares,
la noche que los unió.

Una de tantas noches
me hablo de forma seria
y aun con sus copas encima
me dijo: “Creo que es la mejor”.

Me sonreí
como quien no cree lo que escucha
y al verlo tan serio
comprendí que lo había tocado el amor.

A su cadáver exquisito
mañana le ponen mordaza
y el me ha extendido la soga
con todo el honor se la colocare yo.

Escuchen esto señores
damas por favor no le lloren,
mañana se nos casa quien alguna vez fue
el chico de la tapa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.