Malditos benditos

Benditas sean las noches sin invierno
las calles solas de la gran ciudad
la lengua que busca en cada hueco
entre las páginas de una mujer fatal

bendito sea mi acero inoxidable
la calentura que nunca he tenido
los fajes en el carro, las treguas sin sentido
el beso que se obtiene regalado

los corazones que no tiene salario
las divas con escote, las dietas sin rebote
las notas de los sobrios con detalles
bendita la que se disfraza de lola soledad

malditas sean las mulatas calentonas
que no abren las piernas por disimular
las putas del bar que cobran caro
el miembro de la rubia descomunal

malditos sean los vidrios polarizados
la sirena encendida del uniformado
los candidatos que ganan elecciones
comprando el voto al jodido amenazado

benditas sean las rubias sin conciencia
las camisas sin carmín en la solapa
los feos que no pagan por sexo
las tetas reflejadas en el espejo

bendito sean los bailes de arrabal
los movimientos de caderas que derriten
los dolores después de hacer deporte
los pezones que saben a tequila

maldito el preso que no pisa la carcel
las carteras vacias sin un centavo
los dueños que no suben el sueldo
los dados que nunca salen dobles

malditas sean las dos de la mañana
el portero que nos corre del lugar
las noticias descaradamente maquilladas
los labios que no saben besar

los amigos que traicionan por la espalda
los cobardes, los que nunca pierden nada
los que tiene prohibido hablar
malditos los que siguen sin preguntar

bendita se la luz, la independencia
los que buscan el perdón si se equivocan
benditas sean las musas desnudas, solitarias
que curan cada noche mi soledad…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.