Libertad

Me quedé
resistiendo la elegancia de ser testigo
de la idealizada libertad
que me da
una antiguo oficio

señále:
“infarto agudo de miocardio”
un golpe al borde del abismo
caí con el sombrero puesto
al despertar

también es cruel
no tenerla más agita sobremanera
no olvides la próxima vez
cargar con dinamita el revolver
y acabar riendo al final.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.