Letras en Huelga

Embriaguez por la obstinación de un lamento
en Rusia, África o México se fanatizan las tristezas
dando culto a los amores perdidos, a las fantasías deshojadas,
a la esperanza famélica… desahuciada.

La sociedad rebasa ya los límites de tolerancia
se justifican con alcohol los golpes en una mujer atormentada,
con la dignidad perdida a favor de esos ojitos llenos de inocencia
que se esconden a ver la escena de los viernes debajo de la mesa.

Las sombras no consuelan las emociones en ruinas
ni la empatía a las penas ajenas
¿Quién entiende la necesidad de un indigente sin atuendo?
¿Se pretende aliviar la soledad del huérfano con pedazos de pan?

El tiempo ha dejado de capturar las horas débiles
para los mendigos, los enfermos,
para los que respiran sin anhelos
como si se escondiera la muerte detrás de los suicidas deseos.

Las injusticias han dejado de hacer huelga,
insatisfechas por la ausencia de respuestas,
algunos apretamos el corazón por padecimientos de forasteros
algunos otros, solo apretamos la cartera.

Cada uno padece su propia pena
la dama en sus palacios mutilada del calor de un beso
la lama de una tortilla de días que satisface al niño hambriento
la depresión de un viejo olvidado en el rincón de un bucanero.

Las promesas de una compasión inerte
solo llenan de complacencia las camas vacías de caridad,
vacías de la fe que enferma a un niño
que ora cada noche para tener de vuelta el beso de una mamá.

One thought on “Letras en Huelga

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.