Jugo de luna

Cruzamos miradas más no compartimos ahora el mismo escenario de actuación

Derroche de tiempo y de piel
el jugo de luna me venía bastante bien
ahogué gramos de amnesia en algún licor de café
equivoqué la mirada, la caricia y lo corto de mi falda.

Jugué entre besos intermitidos
desatiné a la noche recostándome en su espalda
con gemidos seduje alguno que otro susurro
me delaté de placer con tanta delicia
que aún guardas entre tus muslos.

La monomanía en mi mirada la atormentaba cada alba
nunca me acostumbre a no tenerte,
al control de la calma desorientada
ni a los principios de casa.

Busqué a ciegas el recorrerte
nunca hubo luz en lo que tenías de alma
falle en la divinidad del juego,
perdí en algún rincón el frígido miedo.

No hay distancia y aun puede que te sueñe
no esperes que te olvide en esta incursión
puedo malgastar por fe la perversión de obtener tu sabor
pero no la perfección de guardarte en lo más burdo de la pasión…

y aún con todo, no pertenecemos a la misma colección.

No me cuentes la misma fábula por tradición
no requiero de tus besos por hoy
la fantasía es pura … la belleza ilesa
pero conozco lo oscuro de la intención.

Para asesinarnos, hacen falta dos…

3 thoughts on “Jugo de luna

  1. Ir del jugo de luna (En una gota cabe el universo, cuando arqueás el cuerpo, y vengo a besar un profundo manantial), y convertirse en un asesino, deben ser muchas las historias de por medio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.