Ideal

Morir sin matar en tus ojos
en el ruego de mis labios por los tuyos
en la profundidad de caricias desenterradas
por la sola ambición de este deseo en cantidades desniveladas.

Caminar hacia el destello de la tumba de tu mirada
paso a paso rumbo al corazón
con el calor de mi mano sobre tu invencible pasión
sin la coartada de nuestras manos
ni la imaginación de nuestra confesión.

Nadar en las aguas de tu piel
girando el volante hacia la resbaladiza irrealidad
sin retroceder en la oscuridad
ni temerle a lo asfixiante que puede ser la felicidad.

Amar sin amar
sin prisas al mirar
con afecto no convertido en sexo
sería un amor ideal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.