Hoy te dejo atrás.

El alba nos encontró en un cuarto obscuro y sin luz,
mientras te besaba recordaba que en otras ocasiones
después de abrazarte tú salías de la cama
tomabas tus cosas, te arreglabas el cabello y te marchabas,
sin dar una razón congruente, me decías que no era conveniente insistir en seguir así.

Mientras me quedaba solo aferrado a tu almohada,
imaginando que volverías a mí
al igual que hoy, al igual que siempre,
como aquella primera vez en que nos amamos y nos dejamos
sin motivo alguno aparente.

Esta vez regresaste,
sin recordar donde fue que cambiamos el amor por la locura
esta insana manía de amarnos desde lejos y odiarnos al estar cerca.
somos dioses cuando estamos juntos en este juego,
somos monstruos al escoger cada quien su camino.

Quisiera sujetarte con cadenas para no dejarte escapar.
sin embargo, te ato con hilos tenues de nuestra luz,
por no reprimirte,
las heridas se acentúan más y se derrumba este castillo de emociones,
solo para volverlo a levantar cada ocasión que vienes a mi.

Debo encontrar un lugar para refugiarme,
un lugar para dejarte atrás,
un lugar sin más mentiras,
un lugar sin tu mirar,
un lugar para descansar de este maligno amor.

Imagina lo que seria ese lugar
sin tormentas en nuestros recuerdos,
sin sentir ese vacio y soledad,
donde nuestras visiones ya no se sometan
a la locura que nos embarga.

es peligrosa esta sensación de lucidez
mientras recorro el callejón de los recuerdos.
come mi carne sedienta del verdadero amor
tírame un beso y déjame preso
de este juego que se juega con fuego.

No busquemos culpables,
huye con esa diáfana sonrisa,
escapa de este ayer que nos mata.
por mi parte
hoy te dejo atrás.

One thought on “Hoy te dejo atrás.

  1. que es ese algo que hace aferrarnos a ciertas personas cuando sabes es dañino? jeje, a veces hace falta algo de eso para la vida

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.