Horas perfectas.

Descubrí que subsistir en las ‘crónicas de un sentimiento’ es buena estrategia para lograr ver lo oculto;

Pero no me fije ayer en que hay demasiada congruencia en lo que dice el eco de un sonido cuando hablo y lo que dicen mis manos si las dejo mover, aunque no haya relación alguna, la pasión por abandonar cada día los temores que podrían hacerme volver y ocultar a mi alma en mí, la he visto reflejada de la misma forma en mi boca, en tus ojos, en mis manos y en tu piel.

No se interpretarme ( gracias por recordármelo) aunque eso es algo que nunca olvidé, ya vez que no me conozco aun y lamento que te fastidies por mi ser indiscreto y notar antes que tú que después de todo no te quieres ir de aquí. Siento mucho que te incomode,que no aprecie la contradicción al despertar y al dormir, que cierre mis ojos cuando debo estar atenta y que clausure todas las palabras en mi garganta antes de empezar a combatir.

Me rehúso totalmente a hacer un plan para apresurar mi madrugada auque cuando se trata de elegir entre una inquietud y de huir, prefiero fugarme, y la culpa la tiene eso que no conozco y soy. Pero si te sirve, podría jurar que aunque me evapore en este momento, te amo y no me cuesta decirlo, sólo que a veces creo que no debo hacerlo, puede ser que halle inconcientemente una clase de traspié, un error que habite donde no quiero pisar. Mas se que lo notas, se que omites emociones por precaución, te reservas tan bien con las ‘tramas del corazón’, que de la misma manera me haces temblar en mis certezas, en mis serenidades y que sientes igual, eso lo puedo escuchar pero por momentos me gustaría dejar de titubear de tus ojos testificándolo.

Te aclaro que si pretendes reflexionar entre certidumbres y contradicciones, mientras resuelves la estación de conmociones en tu cabeza, lo más probable es que yo anide y ate mi independencia en algún lugar, más no me iré, no te inquietes por mi, realmente no me interesa andar sola unos días si se que estaré pensando todo el tiempo en lo que ha sido de ti. Mejor, puedo descubrir algo divertido sobre esa forma extraña que tienes de cambiar las grafías que pronuncia tu alma, porque se que no importa si te quitas tu voz, te seguiré deduciendo igual, o puedo también andar por ahí y escribir un par de canciones que entonen lo que no quieres decir o si no hay más, seguir agudamente sin ti.

Y te pido no me obligues a pasar en silencio por arriba de mis utopías cuando no te revelen mis ojos que sigo enamorada, porque lo afirmo, segura, si no me he ido, es que no , mas bien esa contemplación que acostumbro a regalarte se ha quedado un momento semidormida, más sabré que tu dudas de la mirada firme que a ratos sólo te pertenece a ti, si me dejas andar a la deriva y me llevo conmigo a mi corazón mientras recorro mi vida, pensaré que no te pertenezco y que no te importo.

Así que por favor no me pidas que te hable de quien soy, porque es verdad que no lo se, no me digas que arroje lejos todas las rocas que voy juntando mientras camino, porque para mi los rematados y piadosos recuerdos no desaparecerán antes que yo y tienen la misma importancia, las experiencias son piedras que estarán conmigo para siempre, no obstante se que algunos una vez me hicieron creer en una ultima lágrima y son eso, ‘presencias omitidas’ embusteras, exageradas y a veces doblemente sufridas que si las olvido indudablemente no encontraría suelo debajo de mi.

No te impacientes si río mientras lloro, bromear entre sentimientos y realidades no es algo que todos aprenden, lo se, pero no es mi pasión ocultar una lágrima en una sonrisa ante ti, para mi no tiene caso cubrirme de la lluvia cuando esté impregnada mi piel de angustia e incertidumbre.

Ya habrás advertido en cada día conmigo que cambio a mil formas, que revisto mi alma en cada osadía y evado el peligro de reducir la confianza en mi al suprimir astutamente un obstáculo que aisle mi libertad, ya sabrás que disfruto de ella, y te pido que me encadenes pero que dejes la llave cerca de mi, por si un día no puedes venir y sea yo quien tenga que ir hacia ti….Pero no así, no me dejes en mis manos tantas balas cuando desconoces que tengo el arma… ‘En esta vida nunca se sabe cuando uno puede perder la razón y jalar el gatillo.’
Mejor, seamos como esa brisa que deambula despacio, que pesa y esta segura de su límite y de su destino, pero aun así cae lentamente.

Reflejémonos en un reloj, que sosiegue un remolino en el tiempo, que apacigüe con arte la velocidad, que corra despacio y después de saber su situación discretamente se detenga cada segundo a coexistir.
Hallémonos como un eclipse de luna pasando sobre, detrás y delante de nuestras sombras, que solo nos podamos ver tu y yo en el infinito y déjame ser el último complemento de tu retrato oscurecido, porque quiero aprender a seguir pensando en ti aun cuando me vaya o muera.
Sorpréndeme con frases improbables en tus ojos, de esas que te hacen vivir cuando mueres e ir más allá mientras vives.

Ayúdame a ser tu único mito, quien ames con un sentido oculto, en una historia larga con una sospecha breve, que vague en ilustraciones profundas e incoherentes y que no importe si el mundo comprende.
Y perdón si fallo, nada de esto lo había notado ayer, del mismo modo gracias, porque no entendí antes que existen reveses que pasando las horas te hacen revivir el destierro, que provocan resucitar el amor perdido, no me había dado cuenta de que soy pausada cuando pienso, no tengo ya vocablos exactos para entenderlo, pero contigo ya no hay voces con un significado cierto, a veces me atraviesa la desesperación y se reconocer cuando me voy y casi vuelo.

Menos mal que el tiempo es noble a pesar de que a veces tarda tanto en llegar, porque aunque deba soportar cantidad de ansiedad, se que disimular la angustia corresponderá a lo hoy falto y poseerá más que un solo adjetivo al final.

Algo va ocurriendo en todas estas doctrinas que caen en la vida haciendo tanta pausa, ha de ser que no aprendí antes a tener disciplinado al corazón, pero va tomado sentido el hecho de atontar y mantener distraído al amor, la angustia, la obstinación, mi terquedad e insistir para que lo invisible tome ya su color.

‘Ya no hay horas perfectas si no te pienso’.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.