Historia de un breve sueño

Esta es la historia de un breve sueño, un experimento social, un juego inédito. Lo que quieras que sea lo es.

Él espera su turno, observando que detras del mostrador ella sonrie como el sol cuando toma suya la mañana, rie como el trino del gorrion al amanecer, y sus ojos son el mundo en silencio, un mayo adelantado, ella es la venus de Milo.

Se acerca al mostrador, nervioso, las manos le tiemblan, el corazon late de prisa, alguna frase se pierde en el silencio y se niega a salir, apenas puede estampar su firma, garabatos que la pluma se niega a escribir.

Ella vestida de azul, su nombre en el gafete, siguiendo el ritual acostumbrado pregunta, -¿algo mas en lo que le pueda servir?

Decidido como flecha a un destino, dirige su mirada, respira profundo, -¿puedo preguntarte algo personal?

-si, por supuesto, con una leve sonrisa, un cuarto de paso atras, y una mano inquieta, sin inmutarse acostumbrada al juego de leer y correr, a la espectativa.

Se escucha el redoble de tambores en una mente perdida, ya no hay vuelta atras, el paso mas dificil esta dado. Anticipa una respuesta y aun asi continua el camino, soñando en ser las pupilas en sus ojos, -disculpa mi atrevimiento pero, me puedes dar tu numero de telefono, me gustaria hablar contigo alguna vez.

Ella hace un silencio, sus mejillas se sonrojan, y termina -disculpame, no puedo… y sonrio.

-gracias… y adios.

Que pesados son los pies cuando la urgencia suele ser el resultado perfecto de una derrota. Mire, apunte y dispare frases inconclusas, frases olvidadas, ¿frases gastadas?. Que perfecta estupidez.

Quizas un -que tengo que hacer para poder hablar contigo otra vez, hubiera servido, quizas. ¿Tu que opinas?

5 thoughts on “Historia de un breve sueño

  1. todo fue en el tiempo preciso, qiza solo esperar un poco mas, y al final de la visita al lugar decir; “qe agradable eres”, y regresar una y otra vez, hasta qe la pregunta final te encaminara a una respuesta favorable..
    Sorry amigo no siempre se gana a la primera..
    Salud2.!!!

  2. creo que se asustó, aunque no quiere decir que no le interesaste, deves insistir, pero con prudencia, las mujeres adoramos que los hombres sean muy prudentes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.