Extraños en carretera

Un par de extraños
bailan a ritmo de arrabal
en la cantina de moda
en el centro en la ciudad

se tocan sin reparos
los sueños pueden esperar
comparten cada nota
tienen ganas de intimar

el le dijo, “salgamos del lugar”
ella contesto que “si”, que “igual, que más da”
su corazón no esta completo
su decepción la encrespó
ahora toma amargo el licor

tomaron un taxi y despues de algunos besos
con caricias de alfoz:
“vamos a primera y mazatlan,
bailamos unas rumbas,
yo pago la cuenta y la habitación”.
era la reina quien buscaba
el manjar de la traición

el tatoo en su espalda
un ángel perdido de dios
dibujando entre sabanas
los pecados de la prision:
deseo, placer, pasión

se entregaron al fuego que consume la marea
no repararón en si llovia afuera
dos locos extraños soltaban la rienda
esta extraña carretera en sal sabe mejor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.