Esperando despertar

Y cerré la puerta y tu sombra ni se inmuto el amor congelado seguia ahí eso quise pensar porque no era raro solo era como siempre, porque debía pensar que esa noche actuarías diferente sin orgullo, no te reconoceria esa marca distintiva que te hace ser tu y que he aprendido tanto amar como a odiar. Un poco de amor disfrazado de estupidez o al revés quizás, pero siempre esperaba al otro lado de la montaña siempre estaba la vista fija hacia ti esperando a que fueras hasta allí… Una seda vestía tu piel una almohada de plumas y un edredón caliente era lo que te envolvía en esa noche fría y yo seguí esperando a que morfeo te rechazara y te lanzara hacia a mi, los minutos acariciaban mi cabello mientras mi cabeza no dejaba de insultarme y lanzarme palabras no apropiadas, aferrada al milagro inexistente inequívoco y radicalmente iluso seguía firme ignorando el frío y que un tacón empezaba a reclamar después de un dia tan usado los ignore con tal vehemencia como tu me ignorabas y solo pensaba que mejor ejemplo no pude haber utilizado y tal parece que el día siguiente  era tu cómplice y no se decidía a llegar, los minutos transcurrían lentamente y deseo que el odio me invada y que el milagro suceda para jamás regresar a buscar migajas para rellenar la soledad que hace años llego para no mudarse, empiezo a revolcarme en esos momentos que han hecho sentirme viva por fin otro minuto transcurre mientras tu te revuelcas con morfeo y aqui sigo esperando que una pesadilla te lleve hacia mis brazos o que el sueño se adueñe de mi razón o de mi locura, me doy vuelta en la cama siento tu respiración pienso que eso es perfección mientras intento volver a soñar en una vida normal….

One thought on “Esperando despertar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.