Erase una vez, un naufragio

Extravíe la sonrisa que daba brillo a mis ojos
naufrague en el intento de ir a mar abierto
añorar tierra firme me hizo perder el norte
perdí la brújula que me ayudaría a regresar

embarqué en varios puertos sin gloria
un par de veces encontré vino y placer
disfrute las noches fuera de la alcoba
aprendí que se puede volar sin escoba

bailé tango entre llamas y azufre
robé besos a la menor provocación
repartí caricias clandestinas
bebí hasta alucinar en lunas llenas

anoche me recordaron que estoy viva
es tiempo de caminar de frente sin mirar atrás
me divertía con el disfraz de cortesana
más no lo debo volver a portar.

One thought on “Erase una vez, un naufragio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.