Elección tripartita

Jinete de abolengo

Nunca vi tanta luz y tanta sombra como hoy
sin esa perturbada adhesión
-“enfermedad o perversión”
solo él me da el valor para huir, cerrando puertas
asegurándome que no siguiera mis huellas,
el antifaz cumple su misión.

Al pasar de los años querré decir que fue el peor error
-que desperdicié en pedir “mucho por un poco”
que no me arrancaron los labios
que mis besos son aun de mi posesión
será tarde, mas nunca odiaré el quererlo… por convicción.

-Y aún recuerdo la melodía de fondo
y los gestos obligados por el juego…Tarde

La debilidad mi mayor secreto
(perdí el “límite”)
en aquel beso donde la actriz esa noche no fui yo,
en la grieta que le causó la agresiva imagen al corazón
no retuve el desahogo de gritarlo… provoqué el rechazo
un rechazo sabor a traición, que me fue “desordenando”
mas nunca fue mío, la del error fui yo.

El podía quererme y en mil camas perderme
pero yo volaba con adicción
-“Esta reina de agujeros en los corazones”
firmas públicas de guardia siempre en mi mente
para no auto secuestrarme
preferí ahogarlo cada vez mas en noches de licor
una ”esperanza fantasma” aun me hiere ocasionalmente.

“Altanero en revuelo”, “en una sola noche de frenesí”
mientras todas ellas lo adulaban
yo soñaba con sus labios en mi espalda
en cuestiones de pasión y de cama
nunca fui una dama.

“Usurero” de mis desvelos,
bendito aun en el desorden
por enseñarme a volar
-esclavizada por “Tus siluetas”
y perderme en sus versos
aunque nunca mas me encuentre en ellos.

Malos vendedores y hostiles
del amor que nunca denuncié,
malas voces y tonos febriles…
en “aislamiento” me juré hasta el fin mentirle
y heme aquí, banalmente expuesta
escondida en la poesía que alquilé.

Cuanta ironía me registra “Sin ti”
en su nombre “por creer en lo que no es de mí”
con el recuerdo de “la última y única luna”
sonrisa desmedida, elección tripartita
lo pierdo, me gano y vuelvo donde siempre pertenecí.

Que la vida gire y lo mantenga lejos
se robó algo de mi que aun no encuentro
no es que me haga falta
pero que lo tenga… además lastima mi ego.

Pido que tenga la gallardía para sepultar lo que nunca fue nuestro
que no la de por pedida,
el dejó de ser un caballero
y yo nunca fui la perfecta musa de sus cuentos en señuelo.

Se gana el mérito
el papel de “mártir” le queda perfecto,
-A petición y “a contratiempo”… somos “Ajenos”
siempre lo supe, solo así podría perderlo,
jinete de abolengo,
me gano más entre mas lo pierdo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.