Duda

Anoche no dormí
me asalto la duda
¿será acaso qué la luz se apagó?

En mi espalda solo el silencio
un aire frío quemó los huesos
es mentira que soy eterno.

A la primera ventisca
un calambre en mis alas
detuvo el vuelo.

Imposible fue esquivar
las trampas en el viento
las flechas en los costados.

Cuando por fin
los nudos fueron abiertos
había un rayo de sol.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.