Deseo

Cuatro estaciones han escapado a la luz de tu mirada.

Jamás imaginaste el murmullo de mi voz regalando un suspiro al destino, nunca es demasiado tarde para tener un final.

Desperté tus deseos perversos y obscuros, con el suave latir de mi voz, sé que no podrás detenerte hasta beber la pasión desbordada de este cuerpo inerte, hasta saber que mi piel canela sigue estando en tu poder, tan tuya como siempre.

No pasará, pero deseo en lo más íntimo de mi ser que me desnudes el alma, el cuerpo y el corazón al compás de tus manos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.