Demencia vendida

Hoy me atreví a extrañarte
esta reina de agujeros en los corazones
esta partidaria de las mas bajas traiciones
esta vez se vierte contra mi el vino añejo
culpo a las malas charlas de amores rotos y decepciones.
Volcán en erupción
estragos que vendí ahora los pago
vaya ironía
vaya tiranía de esos labios que se amarran
cuando no saben pedir exclusividad
cuando no desconocen que he dado vuelta
a cada pagina de amores en descontento
y tu solo demoras en huir de mi veneno.
Carta con remitente errada,
buscando opciones me enclaustré en tus voces
extiendes el amor en mi lado donde no hay corazón
ajena a los dictámenes de tu razón
me apresuro a tatuarte el adiós
pero compras mi locura
dejando ignorado el botón de “Precaución”.
Altanero en revuelo
haces una desdicha de esta demencia que ahora es tuya,
odiaré el olor de tu cuerpo,
pensando en ti,
en una sola noche de frenesí,
y con otras manos revolviéndome el cabello.
Si me atreví a necesitarte, no pido perdón,
no es trabajo que soporte mi ego,
pero mira como pasan los días
para esta maniática seductora por cortesía
y apiádate de mí,
devuélveme el beso,
y la ingenua coquetería conferida.

One thought on “Demencia vendida

  1. no se pide perdon cuando lo que se expresa solo es la verdad, un poco de locura para mucha sinceridad…. me gusto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.