De paso

Sugiero que nos veamos en las sombras
en algún motel de paso
dejemos los corazones en casa suspirando
la moral en barquitos en Gibraltar

podrás montar como aquella vez
que no abriste por temor los ojos
cuando tus piernas como un libro
eran dos remos a placer

cuentame de tus historias
siendo el sofá un testigo mudo
de la perversa fatalidad
de experimentar con el mundo

en tu espalda puedo conocer
el dominio sádico de mis manos
con un pequeño jalón de pelo
y dedos rojos en tu piel…

One thought on “De paso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.