Danzante

El rugir de la fiera hoy es sólo un murmullo
leyenda urbana de que un día existió
cuento de horror que contará el abuelo
personaje para muchos de ficción.

Jamás sentí miedo estar frente a sus ojos
el demonio en su brillo causaban excitación
un desafío a la conciencia
tormenta de ideas en la cabeza.

Su persona era imponente
el silencio nacía cuando cruzaba el umbral
el vaiven húmedo en la habitación
forjaba gemidos y expectación.

Se disipó con el humo del cigarrillo
se hizo danzante de ritos prehispánicos
rémora de lo que alguna vez fue
despojo de aquel Mr. Hyde encantador.

Yo lo vi, se que fue real, aunque sólo quede de él una estela en el aire, infinita.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.