Despues del ring tone

La noche había dado más,
el rito comenzó y cuando hubo de terminar
todo era exaltación,
rendidos,
todos los brazos eran cadenas que no dejaban escapar,
el silencio,
se quebró.

Pregunte contestaras,
déjalo pasar,
intente seguir el juego
y el ring toné no quería acabar,
pase su bolso,
ella sabía más
echo un vistazo
y la magia se arruino.

No pregunte,
estaba claro,
no interrogue
ella dijo lo que había pasado,
sin mas nada por hacer,
se hundió en sus pensamientos
durmió intentando que pasara el tiempo
intentando olvidar lo acontecido
minutos atrás.

Agosto

Un día de Agosto saboree tu mirada
nada fue peor que no poder pasarla desapercibida,
la insistencia de cada sonrisa se instaló de vecina
de mi mal hábito de coquetear sin desvestir la rutina.

El casi amor mordisqueaba las riñas
tu ideología nunca fue amable con la mía
y aún con todo, cada ocaso puede confesar
que jamás nos conocimos en alcobas de ilusiones cortas.

Amor de ayer, que inolvidable se hace observarte
cayó cada noche con tu voz del otro lado
cada tarde con tus manos incendiando el vecindario
y tu piel, como una adicción que rescaté.

Dañino malestar tu recuerdo que perfuma los sueños
sencillez de deseo por un viaje a tu espacio,
al tiempo en que era lo menos importante
a los vientos que coloreaban de imposible el paisaje.

Un 3 de febrero y la vida sopló,
me lo contó al oído un agosto
cuando reíamos como por vergüenza de niños
cuando te amaba y te perdía inmortalizando tu espíritu.

Solo no tenerte me hizo tan fuerte
tus manos prometieron que no negociaríamos despedidas
en mi locura, me volví adicta a tu desaparición
renuncié hace tiempo al desvarío… pero nunca a tu pasión.

Solo un Agosto te anunció,
pero mi vida no agradece más que este impar
para anexar una pizca de odio al éxtasis de la obsesión
porque en el viaje de reversa, aun brindo por ti este día
y por los dos…

Confesion……….

Sollozando tu nombre duermo sobre presagios solitarios,
en la incertidumbre de no saber que hacer al verte de nuevo,
todo quedara en el ayer, en lamentos cotidianos,
de noches de copas y bailes que en mi mente habitan,y no se van,
y no los dejare ir porque formaran parte de mi vida, una vida llena de temores al rechazo y fracazo….

paso noches enteras pensando solo en tu nombre,
en formar el mejor verso que describa lo que siento por ti, por tus ojos,
por tu cabello negro como la noche que se fundio en un abrazo y un beso tan suave como tus manos que tomaron las mias e hicieron que te apretara fuerte,
tan fuerte como esto que siento dentro,
AQUI, AQUI EN MI PECHO!!!
que aprisiona un sentimiento de vulnerabilidad cada vez que te e tenido entre mis brazos,
estos brazos que se aferran a no soltarte…..

nuevamente se repitio la escena,
solo que esta vez estaba decidido a no demostrar lo que siento,
todo el tiempo estuve buscando que me dieras la espalda,
no puedo estar frente a ti quiero evitarlo a toda costa,
para no mirar tus ojos, para no mirar tu rostro,
porque se que al tenerte de frente delataria a este idiota corazon,
que insiste en tenerte dentro…..

Tengo que confesar, que si efectivamente, tengo miedo,
y (aclarando al lector) no es cobardia, se que no me queda mucho tiempo,
estoy seguro de mis sentimientos, estoy seguro de lo que quiero,
y sabes? cada que la manesilla del relog avanza recuerdo la hora en que nuestros labios se unieron y que no cambiaria por nada pero tambien se que es un segundo mas que estoy sin ti,si,
el tiempo me acosa y me dice que es mejor asi pero,
no me conformo , no es suficiente para mi, aun tiene que haber algo que pueda lograr!!!!

Alzo mi copa y brindo por esas dos noches de dos largos años,
que atesorare por lo que me quede de vida,
y me aferro a vivir, vivir por ti y para ti,
aun cuando no estes a mi lado…….
¨
¨Ya no me importa  mas robame el alma hechizame¨……

http://youtu.be/2ZBNuTZADR8

Tres luces prendidas para este impar…

Que las copas se llenen, que las luces festejen, que la pasión no marque sus límites…

Con que fuerza me saluda otro aniversario, se suman cuentos al almanaque, dolores que se instalan sin un adiós es sus labios, sonidos de risas que me recuerdan por que vale la pena luchar, aciertos y absurdos tropiezos, amores dormidos y laberintos aun sin puerto, miradas libres de palabras que se convierten en misiles, noches de locura y amaneceres en soledad.

Aun no he desarrollado un gusto por los números impar, pero esta tercera copa merece ser levantada por la locura transitoria que adorna mis complejos, que viste mis atrevimientos, que me tiende trampas noche tras noche, que me contamina sin aviso y me delata, que guarda mis secretos y otros los grita con descaro….es necesario festejar por otro año donde las letras hicieron su juego, por la revelación de cartas marcadas, por conquistar mis días con emociones invisibles y caricias de papel.

Que la vida resuene en este día por las glorias que se me escaparon, que reviva la voz que un día llenó de flores mi corazón, sigo siendo tan adicta a mis fantasías y a las reyertas con buena trama como al silencio y a las batallas que esconde la madrugada cuando menos las reclamas.

Cuanta intensidad acusó este año….

Me robó el aliento mas de un “Paseo inmoral” (citando al maestro Cerati), me perdí por placer pero gané por bondad. Celebro mis torpes movimientos pero acertados al fin, los vicios exclusivos que sigo nombrando solo para mi. Hasta la frustración que me regala cada desmayo, pero sobre todo, celebro el perdón que me enseñó esa voz al desafiarme con la revelación de ese mal poco honesto que sacudió a mis padres. Veo en su mirada miedo y pensamientos inestables y confieso que aún no encuentro mejor cura, que ver a mi madre sonriendo.

Aventé una moneda al aire y adquirí unas cuantas traiciones, nada irrecuperable, contingencias de una fe basada en penalidades, errores de seres imperfectos, en el camino se pierden amistades solo cuando tienen la marca de descuento, nada que la vida no te de para saldar, se puede empezar desde cero, los amigos perdidos pueden dejar de ser unos desconocidos mientras aún haya tiempo. En “sueños en trance” escribiré el nombre de un loco par del que aún suelo reírme y extrañar por defaul.

Guardo una leyenda en el corazón, no creo que caduque en realidad, ficción de una vida que no será -una luna llena contagiada por un par de versos me la regaló- le pongo un altar por la perfección, por la intensidad que pinta el protagonismo, este año fue también mi inspiración, altanero en drama, “bohemio de los sueños que no se beben de golpe,
loco por condición, soberbio por sus propios meritos”, vive sin decir adiós, no importa cuantas veces se despida o cuantas veces me despida yo.

Más de 10 veces me decepcionaron y quizá 20 lastimé, pero son incontables las veces que me han hecho reír y no caben en mis manos las sonrisas que he regalado. Me han traicionado pero no soy perfecta y a más de uno he hecho sufrir…aún me pregunto por que la vida se basa en desperfectos y perdiendo tiempo para empezar otra vez a construir nuevos cimientos.

Me costó el alma dejar en libertad, aprisionar el amor, darle mas peso a la lealtad, dar un paso adelante dejando parte de mi vida atrás, cada luna llena soñaré encontrarlo, cada Octubre pensaré en el andén que nos cruzó, guardo la esperanza de verlo a los ojos y ver el mismo paraíso que leo y trato de alcanzar cada día, como duele cuando todo se resume en traición pero no se puede servir a dos seres. Tarde lo entiendo pero el tiempo dirá que no existe mayor amistad que dejar en libertad.

Nuevos pactos en mi libreta, algunos renovados, el permitirme romper algunos me salió bastante caro. Trío de pecados, humo de demolición, labios rosas en la travesía y alcohol para llevar.

Adopté también nuevos conceptos, un corazón cada día mas viejo, se restan segundos según un inculto estudio, pero se suman besos que alivian por mucho lo que los comprimidos no han hecho.

Casi pierdo en el camino al duende de mi almohada, hoy me alimento del anhelo de re-enamorarme de la quietud, de la pasión que de madrugada me suele desnudar, de ese tono férvido que sabe bien ocultar, de las manos que no dicen nada y a la vez lo dicen todo, de la fragancia del orgullo con el que me suele desequilibrar, de las complacencias, de sus adicciones, de mis terquedades que lo desquician, de su valentía por perdonarme cada falta y seguir a mi lado a pesar de lo pintoresco de mis días, de él, simplemente de él.

Un año donde recordé que el desánimo tiene un autor y un objetivo, que vive feliz por las separaciones, por la falta de amor, por la desconfianza, por las traiciones, por los engaños, por los rencores… cuando lo importante no es cuantas veces ni como caemos sino como nos levantamos, como confrontamos la flaqueza, como luchamos para que nuestras manos no caigan, como seguimos en la guerra sin armas ni motines…

Este aniversario le da la bienvenida a nuevas lecciones, donde aprendí a prescindir de algunas opiniones, donde aprendí que la confianza se puede perder pero también se puede ganar, que no necesito que crean en mi para ser feliz, que la felicidad la hago y la decido yo, para lo cual es necesario ser lo suficientemente valiente para sufrir, para aprender, para caminar y para correr.

Que los días sigan con esta emoción, con esta pasión que deja de todo y al final nos quedamos con lo mejor, que te inyecta dolor pero te enseña a ser mejor, que se ríe cuando tropiezas pero hace una fiesta cuando decides levantarte, que te muestra quienes están ahí para ti y a quiénes tienes que correr para alcanzarlos, a quienes has dejado atrás y que se necesita para levantarlos y sobre todo, lo que pesa soltar algunas cuerdas….

Un aniversario distinto, de fieles lectores, de locos autores, donde comparto el festejo a distancia y a la vez lo siento solo mío…

Un aniversario de locura, donde hay mucho que celebrar y otro tanto que lamentar, por tantas lunas, por la inspiración de nuestros días, por ser parte de nuestra vida…

Mi otoño para dos

Siempre fuiste tan mío 
que la libertad nos reclamo a dividirla,
tu en la analogía
yo en la política.

No había retrasos ni un buen acuerdo,
nunca hubo firmas ni juramentos,
loco aventajado
para olvidarte seria necesario
repetir los últimos siete años.

Septiembre nos sonrió y nos despidió
tengo el color del ultimo beso en mis manos,
la insistencia de mi piel
la media noche
y pétalos que acariciaban los pies.

Nunca pedí predecirte
pero fue tal como lo soñé una vez
las velas, y el mar complaciente
el brillo en tus ojos
y el gesto que aun me duele. 

Fue tan grande la quietud 
que esa noche me olvide de vivir
siempre fue tan intenso cada encuentro 
que esa madrugada me quito el placer
de besarte por segunda vez. 

Recuerdo asesino
felicidad invertida
todos tenemos un viejo amor
y yo te tengo a ti
mi otoño para dos.

 

El 30 nunca me despertó

La poesía y los segundos sueños
marca de nuestro asilo donde guardar el juego
debo admitir que me complace lo incompleto
aunque aun veo el reflejo de su verso
colgado de mi cuello.
Sin besos renovando el contrato
sin caricias en el armario
por que aprendí a distinguir
lo que solo se vive una vez
pero algo sucede que Octubre se atreve a insistir
con su recuerdo de miel
con lo fortuito que fue.
Aquella noche nunca amaneció
hace unas horas me percaté
la luna no se asomó como hoy
este Octubre la congeló.
Malos hábitos del recuerdo
tiende a dejarme con sabor a “veremos”
memorias de una revolución
de una cama, un orgullo en vértigo, una muestra de amor…
No veo el momento en que me despedí
no hubo sol, el 30 nunca me despertó
seguía jugando a ser como un mes de abril
calladas las olas, no juzgaron si me excedí.
Mareos de intentos inciertos
transige al desigual
amenaza de atravesar la gravedad
nunca hubo puerto, no se si anclamos
o me quedé en la ansiedad del momento.
Se escurrieron los minutos de entre mis dedos
escapando en un viaje con una realidad abrumante
sin una razón aparente para no elevarme
tal vez fallé en ignorar el desatino
con un argumento que estaba demás sugerirlo.
29 notas de colección
guardo la caída del ocaso
lo impar de la noche en desacato
un beso en el imaginario
y una noche extra
para eludir cualquier necesidad
de armar de nuevo un ardid… y negociar.

Al mismo compás

Me sacudo la osadía
tanta sal improvisó el momento de locura
no hay mucho que ignorar
desteñidos los ojos y la voz que bailaban al mismo compás

Embrujo inexistente
las letras también guardan su impaciencia
por amores rotos se cansan de abogar
de cielos perdidos donde no hay camino por donde buscar

Difícil descifrar el punto final
despedidas a escondidas de la fantasía
es necesaria una dosis mas alta de caridad
un beso en la mejilla me roba el alma
pero me deja el motivo que cada mañana me hace despertar

Cuentas por equivocación cobradas
una aberración equivalente a una broma pesada
difícil destierro de sentimientos ahogados
nunca maquillé el sepelio
pero caducó el luto, marchitó el momento de vestirse de negro

Imán con intención de traición bajo el recuerdo
alucino el que no fue un sueño, el corazón no es ciego
te encontraré en cada promesa de final
frases cortas, cuando la mirada dice todo para delatar

Atada al momento de la casualidad
tiempos en contradicciones paralelas
no se engaña a la razón
pero puedo jurar nunca despedirme
y encontrarte en lo utópico de otro cuento

No nos une la esperanza
la nostalgia se encarga de abrazarnos cuando bajamos la guardia
guarda las fotos, las canciones, las huellas
yo guardaré lo irreal que no vivimos

Reclamaré por siempre lo que llevas contigo
pero no regales las dudas al olvido
mantengo conmigo el beso casual
no despiertes de lo prohibido,
pero confía en las promesas no juradas
y di hasta pronto, para soñar que hay otra vida
donde bailar de nuevo al mismo compás.

Abertura

La misma historia empezando con albures y vicios,
tenia que ser octubre,
el consuelo de tanto silencio
la atadura que me hile con el desierto
la ocurrencia de violar las leyes y volar en secreto

No entendí cuando cruzaste por la ranura
pero tu mirada endulzó mi pupila
me miré en tinieblas, como cuando se acaba el cielo
y aun me asfixia tan jactanciosa duda

Vulgar sonrisa que saluda
quise gritar que mi alma no se apesadumbra
cruel soledad reclama la oscuridad de tu mejilla
mi brillo desata el odio por cada movimiento de manecillas

No medí lo corto del tiempo
se detuvo la lluvia por un momento
algo buscaste en mi que no te dí
fue solo casualidad de orgullo
hubiera podido entregarte el corazón de luto

Pasó de largo el no mencionar detalles
el centro de atención se revolvió con tu voz
vi como los castillos de preguntas se derrumbaban
cobra caro el no saber disimular

Otra luna de octubre me regala la jactancia
de circos en acción está adornado el beso frío de hoy
no fue lo mismo,
la verdad y las cenizas mellaron el verte
sabiendo que nada me llevo

Dos minutos y se desempolva la abertura
de recuerdos fugados,
pasiones en celo
damos la vuelta con el ruego en los labios
de conocernos de nuevo…

Nostalgia

Entré en este arrebato de nostalgia pensando de que gran manera deterioras mi inspiración y aún entre todo este arrojo doblegas mis ganas a admitir que eres lo mejor. Desvías mi mirada a lo que tengo guardado en la vieja caja, obligando a ser la única fuente de iluminación para dar luz a mis ideas y plasmarlas en tu desquiciada y poca vergüenza. Improviso lo que no llega, repaso cada versión pero en cada página vuelvo a toparme con tu intención morbosa, de seducir mis letras, de arrodillar mis frases, de atribuirte cada mensaje. Licencia son tus ojos en el cielo, como si buscara tu consentimiento mi locura, persiguiéndome una hoja de otoño volante, persistente en informarte cada antecedente. Culpable por adueñarte imprudentemente de mis sueños, te condeno a aislarte de mis páginas, a embarcar en otro puerto, esto es más que un dañoso intento de juego. Brutal forma de antecederte a mis suspiros, la sombra de tu sonrisa lastima, de sobras de recuerdo permanece el silencio, atadas a tu paso y sin permiso sellado. Da la vuelta hasta donde alcance tu velero, no esta demás pedir que lleves contigo lo que dejas en duelo, por verte partir y no irte si no te llevas entre tus maletas el aroma de un calcinado mes de Enero. Buscarte nunca ha sido trabajo, se respira el perfume de tu ausencia por debajo de las prendas que acarician cada amanecer mi resguardo, y las melodías que encierran mi descanso arrullan también el tuyo, pensando sin tregua alguna que estas a mi lado. No hay peor conflicto si no es el ajeno, si no es el que miente sin ser descubierto, por que muy en lo profundo de tus labios se recuesta lo evidente pero no hay forma de doblegar la distancia y tomar las muestras con la misma elegancia que tu imagen ronda y se instala con tan maliciosa fina estancia…

Otra vez es Octubre..

Carta a mi hijo.

Muchas veces me pregunte, Por que me gustaba escribir, en uno de esos momentos de angustia, lo entendí.

Hoy he visto a mi hijo diferente,
Comprendí que una pena lo agobiaba
Ya es un hombre
Anda cerca de los veinte
Son de amores,
Su mirada reflejaba.

Me acerque,
Y le dije de hombre a hombre,
No te agaches y levanta tu mirada,
Soy tu amigo,
Y quisiera aconsejarte,
Yo por ellas hasta algunas veces lloraba

Más luchaba,
No me daba por vencido.
Y como hombre muchas veces les rogaba,
Más cuando una se empeñaba en despreciarme
De mi vida
A tirones la arrancaba

No te rindas
Si a tu alcancé esta lograrla
Si la quieres ve a decirle que la amas,
Si no entiende lo que yo veo en tu mirada
Es mejor
Que te decidas a olvidarla.

Y no pienses que no entiendo de cariños
Yo se bien que en el corazón
Jamás se manda
Pero si ella solamente esta jugando
Esa herida
Con el tiempo más se agranda.

Anda, ve,
Y que ella te responda,
Que te diga si es que te ama,
Si te dice que no, no la desprecies,
Muéstrate hombre,
Ella al fin es una dama.