Domingo.

Durante medio programa te busque
y al fin te encontré.
En compañía de las abejas
fuiste mi miel.
En el intermedio buscamos agua
creo que mi fiel escudero
fue quien nos reencontró.
Te mire,
mientras conversaba con un conocido
me moría de ganas por estar contigo
pero no podía ser tan obvio,
así es como tú te has comportado
y de esa manera tengo que ser.
Termine la plática
a tu sequito y a ti,
las salude.
Te pedí tus lentes obscuros
sin dudar los ofreciste
y ponérmelos me dijiste no te van bien.
Se retiran a no se donde
de repente reapareces
pasas por ahí rápidamente
como brisa de abril
en pleno otoño.
Te observo
que miras tu?
Creo que en algún momento tu vista se poso en mi.
Yo solo sigo mirándote a ti.
Aplausos,
el fin.

Sábado.

Es un día memorable,
olvide lo necesario en casa
y tuve que comprar todo a última hora.
Cientos de personas a mi alrededor
algunas caras conocidas
mi semblante orgulloso
y mi corazón era el de alguien abatido,
mi espíritu demasiado débil
sentía regocijo por mi paso dado.
Me sentía solo ante el mundo,
sabía que me observabas,
te sentía junto a mí
pero estabas tan distante.
Desde hace algunos días
quisiera tener respuesta a tantas preguntas.
El agua estaba tibia
cientos de ojos observan
muero sumergido en el dolor
revivo sumergido en el mismo dolor.
Recibo felicitaciones de alguien que entendí mi enemigo
Y que dijo cosas que no fueron verdad,
Las sentí tan falsas.
Subí las escaleras tan rápido como pude
deseaba encontrarte ahí
y que me recibieras con los brazos abiertos
como al torero que triunfa en las ventas de Madrid.
O tal vez que no estuvieras
Respetando mí arrastre lento por la bravura que mostré por fin.
Fui al auto con resistencia por mi dolor
mi sonrisa era clara
más había en mis adentros cierta agitación,
regrese en busca de mi madre
Me da un abrazo que me dio la entereza
que necesitaba al fin.
Y pasaste tú,
me miraste,
y seguiste tu camino.
Me rompiste el corazón.
Busco a mi buen amigo
alguien me habla
al ver quien estaba no quería acercarme.
El orgullo vs el amor.
Saludo a tu amiga
y tu hermana me reanimo,
“Todavía siguen, pa” que se hacen”.
Me felicitan.
Trato de hacer tiempo para que te acerques
pero tu actitud me hace perder las esperanzas.
estaba a punto de marcharme
te acercaste a mí con una gran sonrisa
“uy porque tan serio, no vas a darme un abrazo”.
Intente hacerme el fuerte
más caí fulminado con tu sonrisa.
Al diablo con el orgullo.
Te abrace y murmure un te quiero
que no encontró respuesta.
Nos pidieron una foto,
no pude sonreír.
Temía fuera nuestra última fotografía.
Esa tarde te observaba en tu lugar
no tenía cabeza para nada más.
tu madre y tu hermana salieron del local
y al poco tiempo te vi salir.
Esta era mi oportunidad,
te encontré en el pasillo
“Por que tan rápido, a donde vas”
Me das una explicación,
quise entregarte lo escrito un día atrás.
Solo adiós pude decir.

Viernes.

Luche contra sentimientos encontrados.
El orgullo vs el amor.
Estos días no quería saber de ti
y a la vez quería tenerte junto a mí
no puedo comprender que me pasa,
nunca antes me había sentido así.
Pretendí verme fuerte
más al verte,
me rendí.
No pude seguir
con el aspecto de macho orgulloso
que puede todo
y no siente nada.
No, no soy así.

Jugo de luna

Cruzamos miradas más no compartimos ahora el mismo escenario de actuación

Derroche de tiempo y de piel
el jugo de luna me venía bastante bien
ahogué gramos de amnesia en algún licor de café
equivoqué la mirada, la caricia y lo corto de mi falda.

Jugué entre besos intermitidos
desatiné a la noche recostándome en su espalda
con gemidos seduje alguno que otro susurro
me delaté de placer con tanta delicia
que aún guardas entre tus muslos.

La monomanía en mi mirada la atormentaba cada alba
nunca me acostumbre a no tenerte,
al control de la calma desorientada
ni a los principios de casa.

Busqué a ciegas el recorrerte
nunca hubo luz en lo que tenías de alma
falle en la divinidad del juego,
perdí en algún rincón el frígido miedo.

No hay distancia y aun puede que te sueñe
no esperes que te olvide en esta incursión
puedo malgastar por fe la perversión de obtener tu sabor
pero no la perfección de guardarte en lo más burdo de la pasión…

y aún con todo, no pertenecemos a la misma colección.

No me cuentes la misma fábula por tradición
no requiero de tus besos por hoy
la fantasía es pura … la belleza ilesa
pero conozco lo oscuro de la intención.

Para asesinarnos, hacen falta dos…

Valium al por mayor

Las paredes se desmoronan
piso sobre pantanos putrefactos
me hundo en una abismo infinito
a colación siempre vuelven
los demonios de un pasado promiscuo

el aire se enrarece, mi garganta se cierra
buenas razones para no claudicar:
la hermosa sonrisa de mi chica lunar
la familia que siempre quise

pero en este juego de manos sin límites
parece nunca ser suficiente
tentaciones, parafilias, seducciones
la espada de dos filos
al borde de la yugular
sin el valor para enterrarla

en dias como hoy es mejor regresar a la cama
evadir la realidad con somniferos no estaria mal
sobre el buró un vaso con agua
valium al por mayor
cerrare los ojos
espero nunca vuelvan a abrirse.

Leugim.

Luces blancas,
rápido viajan,
los perros están ladrando
mientras camino solo por el boulevard.

En lo obscuro de una esquina
se percibe una mujer llorando,
sufriendo los estragos del demonio
que va aniquilando su querer.

Ven mujer triste
sigamos el carnaval de las brujas,
en esta noche obscura lo que queda atrás ya no importa
y lo que sigue solo los lagartos lo verán.

Cierra todas las puertas,
cierra todas las ventanas,
no busques nada acá afuera
que los muertos no regresan aunque no los dejes de invocar.

Ven refugiate en mis brazos
que aunque soy débil puedo ser poderoso
un poco loco, perverso a veces,
solo por los estragos de esta maldita noche.

Ven,
refúgiate en mi sin miedo
que mi perversidad no ataca
si siente debilidad.

Erase una vez, un naufragio

Extravíe la sonrisa que daba brillo a mis ojos
naufrague en el intento de ir a mar abierto
añorar tierra firme me hizo perder el norte
perdí la brújula que me ayudaría a regresar

embarqué en varios puertos sin gloria
un par de veces encontré vino y placer
disfrute las noches fuera de la alcoba
aprendí que se puede volar sin escoba

bailé tango entre llamas y azufre
robé besos a la menor provocación
repartí caricias clandestinas
bebí hasta alucinar en lunas llenas

anoche me recordaron que estoy viva
es tiempo de caminar de frente sin mirar atrás
me divertía con el disfraz de cortesana
más no lo debo volver a portar.

Carta a mi abuela.

2 Enero 2000

Desde que te fuiste muchas cosas han cambiado, tuve una novia a la que quiero mucho y ahora no esta conmigo y la verdad es que no se si aun siente amor por mi, pienso que si pero la verdad no lo se. Murió el padre de una buena amiga, los primeros días fue algo difícil tratar de no pensar en ti, tu fotografía en la sala me hacia sentirme débil y a la ves contento recordando los momentos felices a tu lado, cuando me abrazabas y me decías lo mucho que me querías, cuando nos poníamos a bailar en medio de la cocina, tu sonrisa, tu fortaleza al afrontar la vida, esas tortillas de harina y lo mejor de todo el amor que me brindaste. Tu cariño siempre me lo mostraste y en ocasiones dudo si te profese el mismo amor. Hace un año estabas muy lejos de mí, agonizabas, y yo estaba yendo al mismo sitio en el que estoy ahora. Presentía algo malo pero no podía distinguirlo, llegue a casa y seguía con esa sensación de vacio y soledad, camine hacia tu casa y sentí como los recuerdos volvían a mi, como aquella vez que te enfermaste, llame a casa de mi tía, y la noticia fue confirmada. Colgué el teléfono y eche un vistazo a mí alrededor, en mis adentros sabia que ya nada seria igual, la imagen que tengo de esa ocasión parece estar congelada en mi mente y la melancolía me acompaña cada vez que la recuerdo. Hace un año tu ya no estabas conmigo y hace tres meses tome una decisión muy importante y a pesar que tu no estabas conmigo, siempre estuviste en mi mente, el recordar tu fortaleza mental y tu carácter me hizo fuerte, acaba de romper con quien alguna vez quise presentarte y también ella me hizo fuerte cuando te llego el fin. Hay una esperanza para aquellos que se van lejos de uno y aunque no creo en los espíritus te siento cerca de mi, para mi nos has muerto, solo te has transformado en algo dentro de los que te quieren y ese algo nadie lo podrá matar.

Podria.

Podria sonar algo extraño
quizas algo familiar
tal vez tan solo es un efecto
del defecto que fue amar.

Pudiese parecer un misterio
no se, a lo mejor es algo normal
en estos tiempos de guerra
pensar en matar.

Cuando apareces por la calle,
cuando el sol te deshidrata,
cuando a futuro no se ve nada,
cuando de tus ojos lagrimas caen.

Puede ser lo que nunca fue
volar con alas de seda,
hablar con letras de papel
emprender la retirada sin saber perder.

Y si vienes o si vas
a quien le importa, que mas da,
si al momento una caricia
tiene el filo del metal.

Si dibujas tus mentiras
con la sutileza del arte de amar
y en las noches las persianas
cierran con tu crimen mortal.

Caminando con el oso.

“Cuando uno alcanza el punto medio de su vida, una de las grandes revelaciones esta intimamente relacionada con los recuerdos. Reclaman todos sus derechos y uno empieza a preguntarse si en ellos no estaran las llaves que cierran las puertas de la personalidad.”

Hace diez años, en una sala donde se podia ver de frente a la cocina, una pequeña teoria sobre el fin de la razon salto sobre mi y me pidio que concintiera hacerme un test. Yo como buena rata de laboratorio permite que empezara su experimento.

Vas caminando por un lugar como es?:

Es desolado y algunas espijas las arrastra el aire.

Derepente se te aparece un oso que es lo que haces?”:

Lucho con el, forcejeo y al final salimos abrazados y caminamos juntos.

El test continuo.

Años despues, entendi mi respuesta y vi que hoy es asi.

mi padre y yo siempre estuvimos en distintas corrientes idilogicas al menos parecia asi

hoy que han pasado los años que le pintaron las canas, que ya no soy un niño queriendo ser yo

ahora que los años me han dado experiencia que experimente de todo incluso sufri.

me doy cuenta que lo abrazo, que cuento con un amigo, que nunca quiso ser mi contrincante, que es mi mentor

que somos tan parecidos pero diferentes, que fuimos canallas y que hoy las cosas cambian, puedo decir que conoci al oso y que a mi lado va su amor.