Al diablo la cordura.

La fiesta había terminado,
la noche había traído a la luna
y yo estoy aquí
esperando el momento que perdí.

Reconozco la fragancia,
conozco el corazón
y esa luz que se acerca
me ciega la razón.

Me acerque sin querer ser obvio,
le mire sus labios rojos,
la música me mostro
lo que me hace falta a mi.

Al diablo la cordura
si tan solo su hermosura
me da un poco de locura
y esta noche sigue aquí.

Desde lejos

Abrazados en la calle, tu corazón latiendo junto al mío
un sueño del cual no quisiera despertar
sin importar miradas, ni murmuraciones

solo el estar junto a ti
sentir tú respiración en mi cuello al momento de estar abrazados

besar tu nuca mientras bebo una gota de tu piel
sentir tus manos en mi espalda

verme como bandera en tus ojos
mientras juego con tu pelo
solo quiero amanecer
besar tus labios como sí fuera la última vez

ven caminemos y poco más conozco un lugar
llévame a donde quieras, al fin del mundo si no hay más

cierra los ojos no veas más
entra despacio te llevare a ese lugar.

Recorriendo la ruta

Atrás quedaron los infames trucos de libertad
expuesto el corazón no se puede regresar
te dije adios un par de veces, y cien más
no lo pude evitar, algunas tragedias se sortean al azar

con la carga que dan las noches y la verdad
decidimos recorrer la ruta reparando en algún hotel
aligerando las penas con el veneno del licor
saltando de cama en cama, de orgasmos a breva

jugando a la ruleta en algun casino
apostando sin perder la compostura
entre llantos contenidos y algo de histeria
con la moralista doctrina que nos agobia

nos volvemos a ver cuatro estaciones después
con historias incompletas que aderezan
con braguitas de papel, azucar y sal: la cama.

Tasso da Silveira

En Tasso da Silveira se desangran doce
víctimas del fuego de un farsante
cargaba con el ángel de la muerte
charlatan que presume con turbante y doble revolver

Janeiro esta de luto
con adornos de cruces en las calles
cayeron doce inocentes
mártires de un insano ejecutor

una multitud llora, también palidece
siente un profundo hueco en el corazón
el mundo adolece de inmundicia
le falta sonrisas que detengan
el vendaval de malas noticias
y de egoístas oraciones de perdón.

Dos andenes, una Magdalena

Sonríe para ti pero no te regala nada
no cobra por vivir pero no es gratis estar en su cama
la luz de la luna brinda con champagne
el sol deslumbra sus encantos al coquetear

El paseo matutino lo engalana su porte de dama
tomar el té, bordar al atardecer
lo ordinario maquilla su sonrisa artificial
mientras avienta sus afanes a esclavizar
hasta que llega la noche para empezar a danzar

Como cada mañana menea el café
la imaginación es buena trampa para fingir bien
el brazo del que se engancha en reuniones y fiestas de elegancia
sólo adornan las fieles ganas que la llaman de madrugada

Con ansias a la espera del anochecer
al momento de la silenciosa huida olvida las alhajas y joyas caras
no servirán para los enredos de placer
mientras el amor duerme, la pasión le da tratos de privilegiado rehén

“Y privilegiado el que paga por cobijarla en su sábana
el elegido desde la tarima con su mirada fetichista
no habrá salida por esa noche…
pero no habrá entrada el día de mañana”

Don andenes, pero una magdalena por instinto de mujer
los vestidos largos y peinados forzados
obligado también el presumir el apellido refinado
pero la sombra es testigo del secreto ferviente
y no es oculto para uno que otro sirviente

Muñeca de porcelana
dignifica su belleza a la realeza
un día nuevo: por hoy sólo le corresponde el título de princesa,
pero mañana, con una corta falda
será de nuevo la reina del tabú y no en su fina cama…

Cómplices en decadencia

Tus esquemas no son parte de mi engranaje
tus contradicciones son el aguijón al corazón
tus mentiras son el vino que embriga las noches sin ron
mi arrogancia puede vertir en humo las añoranzas
hacer de este huracan una lluvia gris
mis fantasías no las conoces bien para decir que “toco, abren y me voy”

pero si aun asi
si decides sacar el revolver de la guantera
amartilla bien, cuidado con la culata
dale los seis, ten cuidado de estropear la almohada
asegura bien la fiesta
que suelo levantarme tres dias después

desatamos el último nudo de complicidad compilando misterios,
desnudando fantasías
el derecho a una vida ordinaria fue prohibido después de aquella madrugada
termino la magia, acabóse de los sueños
los cuentos de los ciegos suelen tener texturas apocalípticas,
ficción en borbotones
la razón esta embalsamada a la luz de la luna
entre cenizas, tinta y una oración de paz

reconozco mi adicción a las historias sin final
a las grutas sin terminar que deja la locura
aunque me cure las heridas en silicón
cada sabado por las noches en algun lugar de baja moral
siempre estaras seduciendo al gramo de complicidad en decadencia
lo poco que das, lo subasto entre demonios
sin son noches con sal, haremos buen negocio

Resaca

Aquella mañana de resaca
las hojas del árbol colgaban de mi ventana
desperté con el beso amargo de un radiante sol
con el canto de un inclemente error

la suerte ya estaba echada
jugué a los dados… y perdí
en el limbo de tus ojos
en la quilla de tu espalda

poco es lo que queda
cuando le apuestas a la nada
donde se compran los camelos
se persignan los ateos

el labial en el cuello
el zumo de tu venus
el maquillaje en la almohada
restos de un delirio
que nos asfixia
que nos quema el alma

la arena en mis ojos
el vestigio de las malas decisiones
suena el tambor de los terremotos
en profundos manantiales

triangulo de rosas
inéditas costumbres
las camas vacías
duelen más que las mentiras

cuando las noches en vela
nos cortan la inspiración
el quilombo de las nodrizas
nos dan para volar
después de la resaca…

Revolución

Revolución de arrebatos comprimidos
en este desequilibrio de insatisfacción
lejos de hostigar la imaginación con ataduras
enamorándonos de poder acariciar esta aventura.

Prohibido prohibir fue el lema de la noche
conquistadora de un misterioso andén esta madrugada
hora en que todo es nada
y el nada alimenta laberintos intrínsecos del alma.

Interesante conmoción
orilla a navegar en impulsos
que juegan hasta con la palpitación,
viajamos entre líneas
desencadenando un descontrol
que humedece algo mas que las pupilas.

Derroche de fantasías
encapsulemos en el tiempo por favor esta travesía,
desvisto las fronteras
desbordando tus instintos a mi loca manera.

Giroscopio

levantare el telefono y hare unas llamadas
estan listos los labios y las camas
esta noche lugubre tiene sed de sangre
la vida eterna no parece mala despues de todo

me vestire de negro o de fakir
me cortare las alas y sacare los cuernos
una boca demanda el elixir sagrado de tu cuerpo
seduciendo a la luna mar adentro

las campanas gimen mudas a la medianoche
el cielo extendio sus sabanas de seda
una bocanada eleva en deseos tus ganas de ser
chocolate y miel en tu piel para deleite de los dioses

el veneno es la savia sabia de mi lengua
tu cuello mi nectar mi vitalidad mi perdicion
urgar tus comisuras en extremo
lo posponemos para mañana que es ayer

espirales de diminutas estrellas
atraviesan como fuego de dragon
tu cuerpo yace extendido
hombre de vitruvio poseido
giroscopio del amor