Sin puntos suspensivos.

El auditorio era basto, los candelabros colgaban con velas que chisporrotean entregando sus languidas sombras serpenteantes mientras el orador salpicaba su Esperanza, las luces con el viento se apagaban, la familia mostrando cara, han sido varias semanas aguantando el declive y aun cuando conocian el desenlace no ha sido facil. no hay grandes derroches de tristeza en sus caras se refleja el dolor puedo ver sus sonrisas, sus ganas de no llorar, sus ojos abandonados por periodos muy pequenos solo para volver a una mueca de felicidad. la incertifumbre es agobiante el sentimiento desmorona, el recuerdo razga muy adentro y el dolor tan solo una carga que hay que soportar, me acerque tratando que mis brazos fueran fortaleza, las pocas palabras que pude ilbanar buscaban ser un balsamo para su mal y asi de pronto algo me golpeo, como viento frio que congelo mi animo y corazon. ahi dentro del feretro vi a ese hombre que algunas veces compare con la fortaleza de mi hermano, le note algo que me hizo tambalear. mire lo Que me espera, mire lo que sin remedio tendre que afrontar, mire el rostro de mi padre y el futuro que nos dejara sin puntos suspensivos.

Domingo 29/1. 2 Vidas Paralelas. (Oficial)

Este invierno ha sido el más despiadado de todos los que tengo memoria.
Y también ha sido de un renacer.
Cinco años de amor, placer, y derrotas.
Un cautiverio de puertas abiertas.
Un nuevo meiosis. Un tercio de arrugas.

Nuestras vidas crecieron como los tallos de un árbol cuando se van alejando.
Y también con tronco de acero.
Me dejaste solo cuando mas te necesitaba. Pero nunca te fuiste.
Y aquí estás. Dando la fuerza. Dando el impulso.
Sabiendo que esta vida es bella.

Un nuevo 29. Se reescribirá la historia.
De dos pasajeros que se encuentran atravesando un tifón.
El paraíso depende de nosotros.
Ni Dios, ni el mundo, ni el diablo.
No tiene vela en este entierro.

Un trébol que crece como flores en primavera.
Y son una muestra de la belleza del universo.
Tu y tus evoluciones aprendiendo cada día algo nuevo.
Buscando dejar la tierra como algo digno donde seguir viviendo.
Yo con mi eterna lucha por mi más grande sueño.

In Memoriam.

La serpiente de luz sube la colina,
Mientras tú vas en busca de un lucero más allá del mar,
Vaya días los que se aproximan,
De lluvias y tristezas, llenos de melancolías.
Tu primer recuerdo llega a mi mente,
Entrando por esa puerta pude notar tu elaborado castillo y tu galaxia en guerra.
Cobardemente el llanto se esconde de mí,
No puedo dejar escapar mi doliente sentir,
Que juega con tus palabras diciendo adiós.
Aun no lo creo,
Tú, que siempre contaste con una sonrisa.
Tú, que siempre mostraste ánimo para seguir en la lucha.
Pero ayer fue distinto.
Te dices cansado y esta vez tu tono es serio
Intento hacerte sonreír y
Tu mano apoyada en la frente demuestra lo que hace tiempo se.
Recuerdo aquella pelota estrellarse en el cristal,
Tu palabras sobre la cabezona tu manera mordaz de hacerme notar,
Que en ella amor no voy a encontrar,
Las noches que cuidaste de mí y de papa,
Aquella llamada cuando supiste de tu cruel realidad
Y tantas otras cosas que en mi cabeza vuelan de aquí para allá.
Fuiste parte de lo mejor que me encontré en la vida
Amigo, confidente de vidas paralelas,
Elocuente, culpable frente a papa,
Familia y tantas otras cosas que ya no tendré más.
Perdona si no pude contarte mi sentir,
A ti que sin pena alguna vez me lo contaste a mí,
Es solo que nunca quise en mis palabras dejarte ir.
Siempre fui mejor que tú en cualquier deporte,
Pero en esta carrera aun no te puedo alcanzar
Llegará el momento que nos reencontremos en la eternidad.

Jose Alberto Rojas Garcia.

A ese Señor.

Le conocí en un estado
quizás no muy conveniente,
llego por la espalda
pero espero a que volteara
entregándome la mano, se presento,
Javier López.
Sonó con enérgica voz
y porte de señor.

Le extendí mi mano firme
sin bajarle la mirada,
sin temor le di mi nombre
y no me mostré altanero,
apretó mi mano con rostro serio
y en ese mismo rato
su sonrisa me regalo.

Supongo que habrá pensado
a este gavilancillo lo desplumo yo,
o así nadie se atrevería
a lastimar las virtudes de su hijita la mayor.

Mientras, yo le tome respeto,
aun en sus tiempos de angustia
nunca le desprecie,
es un hombre de esos de antes
que ante la crisis
siempre sabe responder.

Me recuerda a mi viejo
puede sufrir un rato
más nunca se dejara perder,
quizás por eso cuando se conocieron
se cayeron bien.

Las veces que no hemos visto
siempre su mano estreche,
es un buen hombre
habrá tenido sus errores
sin embrago, los ha sabido reponer.

Caminando por la casa de Dios
en una fotografía entero le mire,
días después me di cuenta
que su salud no era muy buena
pero que todo había salido muy bien.

Hoy desde mi autoexilio
a Dios le pido por su bien,
se que sigue siendo fuerte
y una afección no le hará caer.
Desde acá mi mano franca
siempre le extenderé.

Charlas de hombre a hombre.

Mientras sonreia con una ligera preocupacion
pregunte.
cuentame que paso en tu escuela?

Mi hijo dudando
y prefiriendo dejarlo para sus adentros,
comenzo moviendo sus manitas impacientes
por terminar de hablar.

Pues estaba en el recreo corriendo de aqui para alla,
Paco, Leon, Valeria, Ashley, Mariel y Yo.
y sono la campana,
le dije a Mariel
quiero decirte un secreto,
me acerque a su oido y le pregunte.
quieres ser mi novia?,
y me contesto que no.
ella entro al salon corriendo
y despues lo hice yo,
solo eso.
Comento con su carita un poco avergonzada y melancolica.
Pero esta bien porque estamos un poco chiquitos.
concluyo.

Le abraze y le di un beso en la frente.
lo mire a los ojos
y le hable con el tono mas dulce que pude,
no te preocupes,
te dire como me dijo tu abuelo un dia
perdonala al fin es una niña,
asintiendo sonrio.

Ay! pero si está haciendo sol.

Hablaba por teléfono
y el pequeño gigante sin obviedad
su razón me demostró,
lo que tantas veces me imagine,
en fin era su lugar y su momento
al que yo le robaba el tiempo.

Mientras yo conversaba sin palabras
mandando textos,
que asoleaban mi corazón,
me observo no sé cuantas veces,
sin que yo fuera consiente,
me miro fijamente,
mientras sus manos hacían en la arena
lo que yo en el aire convertía
en un frugal estado de quimera.

Cuando hubo puesto la bandera en la escalera
me hablo sin miramientos
quizás con un poco de recelo
y con voz firme pregunto
con quien hablas?
y le mire como quien es pillado en una travesura
con mi sonrisa casi infantil
y más honesta que recuerdo de mí, respondí,
con la luna.

El me sonrió como no dando el valor,
o bien quizás a pesar de su inocencia
puedo comprender
que a cuarenta y cinco grados, no puede ser.
Rió y en tono irónico contesto
Ay! pero si está haciendo sol.

Hasta siempre capitan.

Se vistió de frac
y en su cabeza llevaba puesto un bombín,
se despidió de todos con tono ceremonial
pero sin quebrarse por su impávido fin
yo le escucho como tantas veces
y sin darle ni un si, ni un no,
permitiré que como lobo herido se cure el dolor.

Dejare que se haga aun lado,
si de momento se siente alterado
es su decisión dejar el barco en el papel
como fiel ilustre puedo comprender
que la orquesta del titanic le hará entender
que quince o veinte copas
pueden hacerle bien.

Deja su bitácora en espera de ese viento
que sopla y se cuela por las rendijas del silencio
para que al ardor de las botellas
su pluma caliente de nuevo las tintas,
le pondré canciones que hagan retorcer sus tripas.
no para preciarme de su dolor
más bien para hacer que vuelva su pasión.

Conozco su cadáver para saber
que en menos de lo que canta un gallo querrá volver
se negara tres veces pero llegara
contando las peripecias de su exquisito placer
de una visión que nació en un burdel
insistirá harto de la monotonía,
del silencio que castra como hoja vacía.

Vete capitán si así es tu deseo
que tus marineros aunque no son bastos
no le temen al re fuego
esperaremos que abordes
en cualquier playa, en cualquier islote,
con tu nuevo canto, con tu buen poema,
y el timón a tu mano pasara sin problemas.

Desde el exilio te augurio buena fortuna
que los vientos te remolquen
a los brazos que nunca mienten
y los mares te lleven
a los sueños que no se pierden.
con mi saludo fraternal,
hasta siempre capitán.

Tiempo fuera

Reflexión

…de mis 10 segundos de tiempo fuera mientras el que la hace de Juez se distrae con una corta falda y la filosofía de un par de letras vanas…

“Aprendí a no perder aún colgada de la derrota, a no empobrecer aun sin nada en la bolsa, que me puedes quitar si la mentira y la verdad solo las guarda mi boca, si no se de soledad por que siempre me perseguirá la fidelidad de mi sombra… Dices que en un mundo sin piedad se aprende a morir o a matar, y yo no muero por ti como lo dibujó una lengua vaciando tus ideas, pero soy asesina si das vuelta a la esquina, siempre gritaré lo que pienso y pensé, por que en ello recae la libertad, y si eres tan libre, algo claro es que hablar de frente nunca fue tu fuerte. Mitóloga de mis propias vanidades, en la reserva, también conservo algunas confesiones fatales, por que se de pactos y de firmas renunciando, a doblegar el orgullo para contar que el cuento solo es parte de tu mundo. Si he creído en ti me haré cambiar de opinión, por que yo me lo ahorro y tú te lo pierdes, por que tengo la ventaja de ser culpable por asesinarte, la ilícita condena de los susurros solo se convirtió en parte de la melodía de identificar quien es quien por que al final no importa los que se van si no los que se quedan y uno revive la felicidad en cualquier lugar, cuando realmente lo que deseas es vivirla en paz…. y una vez cada quien con su cada cuál, para que perder algo tan imperdible que da risa a través de la ventana donde te observo con tus gafas oscuras y el smoking de presentaciones para ocasiones formales, que siga el juicio, si te divierte ingeniar evidencia. A mi me complace mi propia fe, a ti la de los concubinas y ahora caudillas que compraste con una que otra frívola ideología, a mi me complace aprender a levantarme y arrebatarle un aprendizaje a la caída…aun dejando ir unas llamadas de mas al día, minimizando nombres de mi tan corta lista…a ti te preocupa no caer y en ello pierdes los días, aún considero que fue mas sabio haber dejado la guerra donde no la había…”

Y aún me pregunto si vale la pena morir o matar…

Tus 5 minutos felices

Fuiste peor que apostarle a un juego de Azar

Hubiera sabido de tu adicción
por los chistes cortos
por devaluar la seducción
y los finales sin sabor.

Comerciante de bajo presupuesto
fíaste caro el ceder por la finta
de una oferta que parecía habitual
y esos labios que no dejaban escapar.

Contagio de unas copas demás
la chica guapa de la barra
parecía padecer de complicidad
entre whisky y sal
no recuerdo el viento
al pisar la puerta de salida del bar.

Saboree la inutilidad de tu tono categórico
de un buen juego de palabras…
maquillaje de invitación que incitaba a desnudar
y para sorpresa,
dos o tres movimientos para finalizar.

Trabajo de 5 minutos
con garantía opcional de 9 meses incluida
y un shot de crema de tequila
para darle sabor a la insatisfaccion reprimida….

Cuento de oídos de todos los días…