9no aniversario de locura transitoria

9no aniversario. No hay fiesta, solo dolor. No hay letras, porque duele peor. Pasé de una felicidad doméstica a quedarme sin el sueño que busqué desde pequeño. La poesía, las cartas sin remitente, los malos entendidos, le dieron rumbo diferente a mi jodida suerte. ¿No hay nada que celebrar? Probablemente.

Nunca supe transmitir la verdad. Y la verdad es que te ame, desde es primer día que decidimos vivir juntos.

El tiempo me arrastro, y no me diste oportunidad de demostrarte mi valor. Dices que fue miedo, que por eso el silencio. También fue traición.
No pudiste leer entre lineas, te fui fiel hasta el final, cumplí con mis votos. Me voy tranquilo, pero con un trabajo que hacer, quitar las espinas que marcaron mi destino.

Se que no me extrañas. Se que estas con alguien mas. Buena suerte.

Te dedico a ti mi chica cosmica esta entrada de aniversario. Porque dejaste ser mi fan, espero me perdones.

PD. Quedaran en el armario algunos escritos que por su contenido es mejor quemar, es demasiado el dolor que encierran. Seguiré encallado en alta mar, en este barco solitario, en aguas quietas hasta que pase el temor. Abrí mi corazón demasiado tarde. Seguiré porque la vida es así, porque en cada mal momento, le siguen dos y tres hermosos eventos.

Feliz noveno aniversario. Se feliz donde quiera que estes, siempre seras mi chica cósmica.

8vo aniversario de Locura Transitoria

Y la locura continúa, 8 años bailando con la muerte, en un hipnótico paseo inmoral, deja las palabras arrastrándose, a su suerte, con la eterna manía de exigir más colores a la tarde.

Un cadáver exquisito vuelve, después de un año deambulando por las calles en busca de perpetuidad, viene con sus clicks y sus historias de ciudad.

Estamos listos para condenar por siempre a las musas, encerrarlas en cárceles, con puntos y comas, con frases que no dicen nada cuando se leen, pero esconden sensaciones entre sus letras.

En este 8vo aniversario miramos con nostalgia lo que vamos dejando, y lo que viene que se forje jugando al poeta cada noche, cada dia.

Palabras más, palabras menos, esta locura no se da por vencida.

Felicidades!!! 8vo aniversario. Salud! y amor!

7mo aniversario de Locura Transitoria

Hoy cumplimos 7 años de estar en linea, y aunque esto es un barco encallado, vive con la nostalgia de aquellos que alguna vez estuvieron navegando. Nos quedamos sin capitán, en un puerto sin movimiento, desolado, con las grietas que deja el olvido, con la esperanza de encontrar quien suba el ancla y tome el timón.

Feliz 7mo aniversario.

6to aniversario de Locura Transitoria

Desierto, y sin embargo, vivo. Este podría ser el epitafio para el sexto aniversario de locura transitoria. Y es que ya son pocas las musas que se dejan seducir, y muchas las labores en la ciudad. Se han cambiado los viajes de placer en la pequeña Francia, Sodoma y Gomorra son destellos del pasado, el presente lo marcan las horas a la espera de un futuro de gloria casera.

Ajenos al drama, así llegamos al sur, anclados a un puerto sin verbena, no existen planes de explorar cuerpos desnudos en arrabales clandestinos, ni noticias de tormentas al alcance. La fiesta termino.

El mapa en la flor no tiene salida, ni escape, vive a la par, contenida por futuras ofrendas. Con todo, la ubicación del tesoro es estimulante, un poco de aderezo en la voz para contar en cama fragmentos de cuentos delirantes.

Las nostalgias, nunca faltaron en la cantina del recuerdo. La crónica que sirvió un jugo suave al paladar, se mezcló entre las sombras de un instante de gloria.

Cada noche, en el umbral del olvido, las ganas son diluidas con la verdad, y cada día despierto, en el mismo sueño, buscando nuevas estrategias para viajar como un polizón en las caderas de la luna.

Ella, se mantiene, incluso en complacencia, como un fantasma que me agobia, y me despierta por las noches empapado de sudor y un beso surrealista.

– ¡Que maravilla! Un latido acuoso, burbujas en el vientre, nostalgias, y bienvenidas.

– Los genios no tienen hijos, sentenció la figura de mujer al fondo del espejo. – Musas si, como drogas, también, argumentó, para dar esperanza a esta locura. Zarparemos algún día para la crónica de nuevas aventuras.

Locura transitoria ha enmudecido este último año, tanto escritores como lectores han encontrado un mejor lugar para perder el tiempo. No tan felices son aquellos que se mantienen, sin embargo, saben que la vida da esos momentos de quietud. Cuanto mas tiempo el mar esté en calma, queda menos para que la tormenta se haga presente, entonces es cuando la tinta volverá a correr como un río de sangre.

Gracias a todos los que aun se atreven a visitarnos.
Gracias a Luna Roja que se mantiene conmigo en el barco, reparando el desgaste que provoca el estar anclado .

Gracias a mi cómplice de locuras, por permitir condimentar de historias la mesa, y la cama. Al chaparro por sus locuras, a mi princesa por sus éxitos, al monocromo que me sonríe en la pantalla, a todos esos pequeños bajitos que le dan sabor a la vida con sus sonrisas.

¡Salud!!! Que en el desierto, también hay vida. 6 años cumplidos.

 

1er lustro, 5to Aniversario de Locura Transitoria

Un lustro, un quinquenio, llegó el 5to aniversario de esta locura. Algunos podrían decir que naufraga, que muere, que las musas encontraron una mejor lugar de paraiso, que las quimeras migraron al país de las hadas. Nada mas alejado de la realidad, hay vida y carnaval, hay nostalgia y desesperación, hay cuentos y mentiras entre las líneas eternas, cicatrices de épocas de guerra.

Lo cierto es que a la tripulación les regresó la cordura, las obligaciones de la realidad los consumió, la decidia los obligó a permanecer dormidos en cómodos sofas de terciopelo. Pero el capitán no se dá por vencido, sigue en busca de tormentas, porque vive de naufragios, porque aprendió que en un mar en calma los navios se vuelven predecibles, aburridos, y que es mejor mantenerse en guardia en persecución de sirenas malditas que seducen con sus ojos de miel.

El tiempo ha hecho de las suyas, y ha consumido el último año en un suspiro, las manecillas del reloj no dan tregua.

Deambule por moteles de paso, luego vinieron los votos, ahora somos plural, seguimos, andamos, por la misma calle, y con el mismo sueño.

Un ángel me nego su beso, otro no se quiere despedir, pero cerca lo acosa la dama que no se traga engaños, no perdona.

Seguire esperando respuesta a las cartas que escribí, en la lejania, desde la guarida del lobo.

Formulé teorías, para expresar en todos los sentidos, desde posiciones preferentes. No faltaron los labios dispuestos para hablar en una ensoñación extraviada, dibujos abstractos de un amor perdido en la decidia, que se llevo el mar, desprecios.

Alejado un poco de los puertos incursione en nuevas travesias, olvidando la brújula en un cajón, guiado por el viento, algunas veces en viaje submarino en el fondo de aguas peligrosas, en fronteras donde el miedo es parte de lo cotidiano.

El fin del mundo nunca llego, tuve que regresar las calaveras al armario, transmutar en esta soledad no tuvo el menor contratiempo, al fin y al cabo, soy libre de caminar por donde encuentre placer. Ya habrá nuevas historias que contar.

Los engranajes lubricados con tinta maquilan una historia de amor, trampas y asesinos, donde nadie quedara exento, sin excepcion, todos estaremos en la mesa a la espera de un poco de veneno.

Sin más en el tintero, agradezco a los que estan al pendiente de los viajes en este barco, felicito a los que lo mantienen en aguas turbulentas.

Feliz quinquenio, feliz 5to aniversario. Celebremos!!!

Locura transitoria en grafitti

Mode Orozco ha hecho una representación gráfica de su locura transitoria en grafitti.

La realidad es solo una sarta de mentiras escondidas en la majestuosidad del ser. La dual combinación de caracteres, sinónimo la mayoría de las veces de la locura reflejada en el espejo. Ese instante de complicidad cósmica que nos hace desvirtuar el sueño y convertirlo en el más ínfimo recurso para subsistir, suponiendo respuestas, entrelazando teorías de redención, victimando: la triste fatalidad del genio.

4to aniversario de Locura Transitoria

Las musas que siempre me acompañan, las quimeras que me tienden la trampa, ¡están de fiesta! ¡Hay que celebrar con ellas! ¡Celebremos el cuarto aniversario de esta locura transitoria! ¡CUATRO AÑOS!

Este vaivén de ideas e ironías que la vida pone en mi camino, las experiencias en los bajos mundos y círculos retorcidos, la dualidad entre ser y querer ser, entre soñar y caer desnudo a la realidad, supone un laberinto sin salida, exponencial, que transmuta la ficción hacia una realidad en ciernes, ultrajando lo débil de lo prohibitivo hasta exprimir su máximo dejo, sea derrota, profanación o victoria.

Un último año de contrastes: bienvenidas, exilio, y despedidas. Octubre que me da, pero también me quita.

Los juegos de azar de madrugada nos vuelven locos, los gestos se vuelven confusos y las manías intrínsecas,  hasta probar de la miel que esa noche rescaté de entre las piernas de esa desafiante mujer, y de sus labios resecos de tanto ir por el mismo estilo, de tacón, falda y escote. Yo que siembre había perdido en los juegos de mesa, rescate un empate y una gloria eterna, recitando un antiguo poema, con versos a la medida, sin respuesta.

Las alas batiéndose entre la lluvia y el viento, siempre encuentran un lugar seco donde reposar, intercambiando textos, pantomimas y algunos besos, en primera fila con la luna, tan exquisita. Me convertí en un fénix, buscando tu recuerdo, de tu boca a mi boca, como mi novia secreta.

En la abadía se discute un ángel y un demonio el poder de una musa que coquetea con los dos, pero solo uno tiene su recompensa. En la tierra, la más infame de las despedidas, un disparo entre ceja y ceja, un adiós, un hasta luego sin perdón. Solo llamadas de emergencia desde el ataúd.

La nostalgia tampoco falto, fue de más en más en la ruta de camino al paraíso, una travesía singular sobre la piel de un cuerpo a media noche, mojado y desnudo.

Entre alquimias y experimentos causando efectos inversos a lo prometido en el espejo, me encontré dando la mano y firmando contratos de libertad, una sinfonía dual para el universo, con notas de piano, requintos y pandereta. Me vi envuelto en una psicosis maníaco depresiva, de la mano de mi chica cósmica, con miedos y sueños y uno que otro susto en medio de un trance iracundo, un par de penas, y ricos desayunos.

La suerte nunca estuvo echada al azar, cargue con mi amuleto, defendiendo poetas en el universo, cuando la inspiración tardaba en llegar. En el periódico fui en busca de un clasificado, encontré nuevas rutas para pecados no cuatificados. Aprendí que los exilios voluntarios no valen los sacrificios, pero que las islas desiertas son fértiles campos de locura. Mi cabeza bajo tierra no hacia más que suplicar, mis alas de metal no daban para volar.

Como olvidar la soledad en vilo, las islas desiertas, ese sol, el coma autoimpuesto, las súplicas,el eclipse de luna en mi cama y el mismo juego en la baraja. Los extraños que buscan en carretera un par de monedas, la dama que mostró sus encantos en el bar. La disyuntiva entre morir o matar, entre salir del pantano o huir a las afueras de la ciudad, buscando letras A escarlata. Ser un camicace buscando ser viento, con fe, con la ayuda de un cóctel. Las noticias en tv, en los pasillos los límites de la razón, las costuras de su aroma en mis manos, ese caramelo de cristal que no he probado, en mi andar de lobo solitario.

No puedo impedir el río de lagrimas surcando mis mejillas al volver a leer el homenaje para mi héroe, mi padre. Y rememoro los motivos de seguir en pie, con la entrevista que recibí.

Le dimos la bienvenida a nuevos bucaneros: en pleno naufragio subió sin el menor tapujo, ni el menor respeto, Luna Roja contando historias con efectos secundarios. Leonidas se afianzo de la quilla con sus palabras, nunca escondidas, sin desacato. Cecilia, tan intransigente, con remedios para la longevidad, levanto una vela para la paz, con voz celestial. Halcon Peregrino, con un par de muestras de su obra teatral, y viene y va.

Despedí sin gracia a la que por estos años fue una fiel lectora, y una fabulosa compañía. Zuo, que los vientos del sur te traigan alguna vez de vuelta.

Canalla, que continúe la fiesta 100 años más, como lo soñamos algunas vez cuando lo digital no existía, y las notas siempre eran en papel y con tinta diluida.

Gracias a todos los que nos siguen, esperamos también festejar con ustedes con un barril de cerveza en la pequeña Francia, en el templo del morbo con sus crónicas marcianas.

¡Salud! Una vez más, por los que se van y por los que se quedan! También por los que nunca regresan! Por los nuevos sueños, los nuevos planes y los nuevos proyectos. !Salud¡ Para que siga vivo Sabina! y para que las musas nunca se acaben y que las quimeras siempre me acompañen!

¡Salud! ¡Por la novia que no se viste de blanco!

¡Salud! Por aquellas personas que me hacen querer vivir, por mi hija, y mis sobrin@s y hermanos, por el hijo de mi prometida y por ella, por mis padres, y sus hermanos y primos … y mis amigos, esos canallas que no dejan abajo, esos locos que pintan, y que hacen moños para niñas, esas muñecas preciosas que no quiebran un vaso, esas que salen sin decir vamos, que comparten mi locura, y me dejan ser simplemente quien soy, un cadaver exquisito.

¡Salud! ¡Por estos cuatro años de locura transitoria!

 

Uno de Cuatro

Cantinero: un trago para brindar por el aniversario de locura transitoria
el primero para mi, el cuarto para mis compañeros de viaje.

Hace tiempo pusieron en mi mesa un pase de abordar
sin saber a donde me llevaría, acepte encantada
sabía que la pasaría genial, y no me arrepentiría .

Un par de veces pensé en bajar del barco
tanto va y ven me asustó, tantas tormentas
pero el miedo no me robaría esta experiencia.

Tomé papel y lápiz, eché a volar la imaginación
plasme mis locas ideas, anécdotas no vividas
reclamos y reproches, halagos y fantasías.

Las letras provocaron un par de erecciones y calor en la entre pierna
podría disculparme por ello, ya que jamás fue la intención
pero se que lo disfrutaron, así como lo disfrute yo.

Brindó por cuatro años de Locura
agradezco a quienes toman su tiempo y pasan por aquí
por gusto, por ocio, o por placer.

Orgullosa estóy de estar en este proyecto
de compartir este espacio con gente que admiro
con tristeza veo bajar a Zuo, se que algo bueno le vendrá.

Gracias por leer a estos locos idealistas
soñadores fanfarrones que juegan a ser poetas
y dejan aquí parte de sus corazones.

Luna roja abordó, lista para zarpar
bajo un momento a puerto, a cargar manzanas y ron
a recolectar besos y carícias que pongan a volar mi imaginación.

Viajeros al tren! Viajeros al tren!

Atención atención. Estación Locura – Transitoria. Atención atención. Tren expreso procedente de quién sabe, con dirección a cualquier parte. Estacionado en Vía Muerta, andén perdido. Tiene prevista una parada de 19 días y 500 noches. Si Sabina va en tren, nosotros vamos en barco.

Se acerca el 4to aniversario de locura transitoria, y como cada año la energía por mantener vivo este espacio se incrementa. Cada año tocamos tierra, abastecemos la bodega de suministros para sobrevivir en los naufragios, llenamos las cantimploras de ron y de whisky los barriles.

Es un hecho, la democracia esta devaluada, reina la imposición, es así como haciendo eco de la moda se impone una dictadura anarquista. Necesitamos hacer reparaciones a este barco, se ve un poco viejo y desgastado. Empezamos purgando escritores:

Que levante la mano, ¿quién sigue abordo? Que sirva este fin de semana para responder en los comentarios de esta entrada, de lo contrario sus accesos serán restringidos. Cada puerta es un riesgo de seguridad para el sitio, y eso no lo podemos permitir. ¿Quién se anima a ser parte de la insana tripulación? Tengo aquí algunas llaves disponibles para que compartan sus letras.