Deseo

Cuatro estaciones han escapado a la luz de tu mirada.

Jamás imaginaste el murmullo de mi voz regalando un suspiro al destino, nunca es demasiado tarde para tener un final.

Desperté tus deseos perversos y obscuros, con el suave latir de mi voz, sé que no podrás detenerte hasta beber la pasión desbordada de este cuerpo inerte, hasta saber que mi piel canela sigue estando en tu poder, tan tuya como siempre.

No pasará, pero deseo en lo más íntimo de mi ser que me desnudes el alma, el cuerpo y el corazón al compás de tus manos.

Caricias de terciopelo

Ahora sabes que no busque la dirección correcta
a la muerte de tus besos en venta,
aunque no quiero encontrar que el destino se olvida
de mi fantasía de salir huyendo del infierno,
en la pupila se refleja el beso fastidiado que no te di
y aun bailo para ti, donde no me veas
entre un tango y melodías revestidas.

No he sabido explicarle a esta locura
que las horas no transcurren en tus manos de avaricia vetada
el humo en este viaje se transforma
si no me avala tu mirada,
cada día te pierdo
y la vieja guitarra que nunca aprendí a tocar
solo suena con la nota que adorna el silencio cuando no estas.

Hasta el clima reclama tus caricias de terciopelo
castigando el sabor de mi cuello
entre atardeceres y huellas marcadas para no perdernos
para equilibrar la ingenuidad
que caracteriza a tus ganas de amarme y olvidarme
en una luna irrepetible y entre la malicia
que no esconde esa única manera de seducirme.

Aprendo a esperar, respiro en consuelo
mientras se esconde una noche mas,
ahora sabes que es casi cómico el reírme
de la silueta que deja tu asombro
y me lleno de la inutilidad de los días donde el sol no aparece
de la sonrisa que te robo con una que otra trampa
de ajenas charlas,
y en la mirada marcado un turno de ausencia
en el mejor asiento de espera.

Amiga Anonima…

Inolvidable amiga, fiel aliada, a quien puedo confiar mis mas intimos secretos, con quien he pasado grandes tristezas y las mas grandes alegrias….

compartiendo la vida pasada y hoy mi futuro impredecible, escribo estas lineas solo para ti, que en momentos de soledad llegamos a limites extremos sin temor a criticas y con sollozos interminables…

Tu… que si no estubieras a mi lado llegaria hasta la locura misma en la que los sentidos se dislocan para quedar en automatico, cuando estas entre mis brazos quisiera morir en el extasis de tu lealtad, sabiendo que estaras conmigo haya luz u obscuridad…..

Flor entre espinas

Para la chica a cuadros que se regodea con una mueca, bajo la mirada de un extraño, esquivando un encuentro, quizás incomodo, pero afortunado…

Una flor entre tantas espinas
siete crisantemos de mi vida
crece con la sonrisa quebrada
con la mirada sutil a la alborada

Quedan muy pocos horizontes
en el desierto gris de su blusa
como el que pierde una reina
entre tantos negros peones

Luna que te creo sin fortuna
un encuentro imposible de seguir
una flor de ultra izquierda
trágico final, tiempo de huir.

Piérdeme hoy

Sigue colgando el tiempo de la duda,
de la interrogante que tontamente clavas,
las alas que me prestó la luna de ayer
no repiten las mismas escenas de cama.

Apuntas lento…
guárdate para el orgullo tu mérito,
te servirá después, pero no me pierdas de vista
puede que quiera huir…que no alcances mi tiempo.

Busca tu estaca que el precipicio nos espera,
si no olvidas mi mirada
es por que iras junto conmigo a el,
el vicio consume y la madrugada es larga.

Levanta la cabeza y espera respuesta
necesitarás saber el momento
y como decidí ordenar esta fiesta enredada,
no pienso perder la guerra pero tu no ofreces descuento.

Empiedra las amarguras,
solo con tinta podrías dejarme el alma desnuda,
tu me tientas con tus palabras
pero a ti te atrapan mis caprichos de inquietante hada.

No perdones el canto ahogado,
ni mastiques el miedo que acribilla
no hace falta esquivarte en mis pupilas,
el temblor te delata, cuida tu bolsillo,
pudiera ser que hasta perdieras la elegancia.

Olvida las desapariciones,
no estaré cuando menciones lo claustrofóbico de mis labios,
tiende las tentaciones
que la tristeza y la pasión ni hoy ni nunca se posponen.

Y piérdeme hoy,
por que quizá mañana sea muy tarde para aliviar la adicción.

Demencia vendida

Hoy me atreví a extrañarte
esta reina de agujeros en los corazones
esta partidaria de las mas bajas traiciones
esta vez se vierte contra mi el vino añejo
culpo a las malas charlas de amores rotos y decepciones.
Volcán en erupción
estragos que vendí ahora los pago
vaya ironía
vaya tiranía de esos labios que se amarran
cuando no saben pedir exclusividad
cuando no desconocen que he dado vuelta
a cada pagina de amores en descontento
y tu solo demoras en huir de mi veneno.
Carta con remitente errada,
buscando opciones me enclaustré en tus voces
extiendes el amor en mi lado donde no hay corazón
ajena a los dictámenes de tu razón
me apresuro a tatuarte el adiós
pero compras mi locura
dejando ignorado el botón de “Precaución”.
Altanero en revuelo
haces una desdicha de esta demencia que ahora es tuya,
odiaré el olor de tu cuerpo,
pensando en ti,
en una sola noche de frenesí,
y con otras manos revolviéndome el cabello.
Si me atreví a necesitarte, no pido perdón,
no es trabajo que soporte mi ego,
pero mira como pasan los días
para esta maniática seductora por cortesía
y apiádate de mí,
devuélveme el beso,
y la ingenua coquetería conferida.

Obsesión Zafral

Releeré el registro de cada huella, cada nombre, cada promesa
no se reconocer la parte sensata del no saber distinguir
pero no hay remordimiento cuando veo tus ojos vestidos del mismo abril,
son solo nuestros los empolvados esbozos de locura
la casualidad dirigida del beso al final,
las emociones aun se entumecen cuando sueles escapar,
el antibiótico hace su papel,
eres el perfecto fantasma que mantiene su misterio
haciendo su actuación de un vil faquir
vagando por el viejo andén.
Obsesión zafral,
de remedios bajos,
de antídotos escasos,
de frustraciones en altibajos.
La función que vende tu agravio es efímera,
al final sigues haciendo tratos sucios con la soledad,
pero si traficas con el destino
que me amarre su colmillo para encontrarte,
que me sostenga el hilo y nos suelte al vacío por igual.
No intento interpretarte
ni agregarme a tu postura de criminal
me mordería la hazaña antes de desarmarte
pero cobíjame en el protagónico
aunque no me cuentes de que color era el sol antes de este demonio.
Huyo de ti pero le pongo nombre a tu caprichosa invitación
me denuncian los arrebatos de egocentrismo
el saber que algo mas de tu pasado es mío,
la enferma sensación de eludir el amanecer
donde me pierdo de poder marcar tu piel.
Puedo ser el ideal de tu imaginación
la amante de los sigilos al por mayor
asesino de realidades deshojadas
das por sentadas las manías que encuentras ahora congeladas,
eres predecible en el momento de afilar la espada
nunca te has ido
pero me dejas sin ti
y a tu sombra conmigo.

Esperanza fantasma

Que intrigante, tu pose de la nada sosteniendo una esperanza fantasma, la metáfora vendida, el cristal donde rebotan los reclamos de un alma que vaga herida, sin ardor, sin conocimientos de lo que ofrecen tus manos ahora que abren el camino, sin un par de ojos que alumbren tu destino. No sueles dar pistas, irónicamente es ahora o nunca el intermedio de lo oculto y la luz de lo que parafrasean tus intenciones oscuras. Que remedio que seguir leyendo, que pisar las huellas que mantienen mi pasión fuera del alcance de mi rústico autocontrol, que más remedio que vivir lo que pide tu mirada, lo que calcina la incertidumbre causada por tus palabras vaciadas. En un abismo los sueños rotos, no existen en tu mundo los fracasos idealistas, los rumbos los trasforma el espíritu con el que despiertas, insidioso tono… pero halagador al fin. No me cuesta nada perder en tu visita, volcán de mirada corta, de arrebatos mefíticos, vistes extravagantemente tu alma, y tu voz viste lo que calladamente alego, al corto tiempo que me resiste, a lo descubierto, a ti.. definición de una adhesión tan poco civilizada y vil. Acostumbro contigo una belleza sincera, una comodidad que nunca antes padecí, agradezco el último beso en proporción, es de tu autoria ganar así? Debe ser cualidad solo de tu colección. Me domina la extrañeza por la sutil aparición del invierno marcando hojas caídas, arremedando mis cicatrices encalladas en la inocencia de involucrarme con tus destellos de piel, en la abundancia de sorpresivas y anestésicas sonrisas, la poesía contigo no parece tener fin. Confías demás en lo que no es de mí, en lo que se me escapa del momento de frenesí, cuando vierto mis miedos y escapo del olor que despide nuestro encuentro. Mi testamento pedirá que no escribas de mí, pero la vida me arrebata inconvenientemente la fe, pérfidos suspiros que engañan ante ti, no me creas el amor que no venero, confía en mis ojos cuando te esquivo y no cuando te ignoro.

Petición o declaración si la necesidad férvida te impone sobre mí como un ciprés… !no pongas el corazón donde no pueden seguirte mis pies!

Tus siluetas

Codicias mal habidas
mal cálculo del desenfreno
aun suelo escuchar el reclamo del silencio
mendiga el misterio, me complazca sorprendiéndolo.

Gemidos olvidados en un rincón
su esencia se esparce como una peste
mis labios siguen inmóviles tras tu obligada desaparición
soy mas libre hoy contigo, que con alcohol.

Mal precio de tus ratos
por pintar y despintar en tu cielo
colgar los agujeros
y jugar con tu deseo.

No olvido la alta ambición
pero tu perfume se esfuma
no se si correr tras de el
o mentir con que el orgullo me detuvo aquel día.

Me esclaviza la necesidad de leer tus siluetas
      –carcajada de entereza
vulgar la manía de coquetear
me compra rápido la perversión de buscarte
me regalo al compás un vino para esperarte.

Me desquicia no leer tu voz
esto era así, no había lugar para el corazón
pero traiciona la debilidad, nunca firmamos contrato
y yo releo lo no expuesto.

Es nítida tu sombra
puedo describirla ahora que te beso sola
no busco tu apariencia
pero necesito admitir que era mejor verte partir.

Me aferro a no olvidar,
me recuerda la vida que te llevas escondida
sigo despierta con el temor de no parpadear
(En tono de sarcasmo:)
“valiente manera de despistar la ansiedad”.

No somos para entretejer paredes
recuerda el arrullo de aquel verso recitado
no fueron mis labios los que te besaron
guarda mi desenvoltura sin forzar la cerradura.

Puedo caminar sin parar
y aun no dejarte atrás
hice mal en pagar por adelantado
me mueve el delirio
     –Y podrías extender mi crédito revuelto
pero no me toca mas de lo acordado.