Casa vacía

Mi casa esta casi vacía y hoy hay luna llena.

En la sala un par de sillones desgastados, polvorientos, y algunas historietas. Una televisión que solo se enciende cuando hay fútbol. El librero se ve triste sin lijar, sin un adorno, sin un solo libro, ¿por que me empeño en llamarlo librero? El piso laminado pierde su forma, las lagrimas lo deformaron, se conforma con ser útil. Una bicicleta de cabeza pide a gritos ser estrenada, esta panza puede hacer que cumpla su deseo pronto. Quizás mañana, o que tal la próxima semana.

La cocina se ve cada vez mas oscura. Cajones vacíos, cazuelas en bolsas, bajilla sin lavar, amontonada. Una cucaracha me vino a visitar, se desespero con la soledad, y decidió echarse una siesta. Ahora va camino hacia no se que lugar, quizás su paraíso. Un pequeño refrigerador ruidoso, espero que no muy “gastalón”, aun no me llega el recibo de luz, y la cerveza de la fiesta de hace un mes no creo que me haga de provecho. Tengo una estufa solo por que no hay un corazón que de calor. Y el frío ya se deja sentir.

Los cuartos están vacíos, las cobijas dobladas, sabanas sin fragancias, sin estrellas, sin sudor. El ropero guarda los zapatos viejos, los pantalones que ya no me quedan, las sudaderas este invierno servirán de mucho. La cama no tiene historias que contar, ni cuentos de luna ni olores que recordar.

Mi casa esta triste escuchando Sabina, Calamaro y Paez. Cerati obsoleto aguarda en un rincón. Solo los cuatro muros absorben las vibras de los sueños y se alimentan de la luz de luna. Esperando.

Mi casa tiene un ojo que mira las luces de la ciudad… y hay esperanza.

Cada vez que el mar
se traga al sol
se oscurece todo en mi interior
y se me desangra el corazón
escribiendo una canción de amor
porque he tenido que dejarte atrás
y no he podido olvidarme de ti
por mas que trato no
consigo huir de ti
cada vez que oigo
gritar al mar
sus lamentos me hacen recordar
y se me desangra
el corazón
Es la casa vacía
que espera que un día se
llene todo de luz
y se me desgarra el corazón
voy haciendo una canción de amor
(Fobia)

One thought on “Casa vacía

  1. Es tan grande el dolor de perder lo que sentimos nos pertenece, cuando por azares del destino nos encontramos solos estando acompañados, cuando nuestro corazón grita de dolor añorando su candor, su olor, cuando cierro los ojos y percibo su andar su fragancia y personalidad todo eso que se queda en la casa de nuestro interior, ahí donde todos creen saber que pasa pero solo yo puedo ver, sentir y recordar…vivir es recordar…recordar es vivir….ocupar de nuevo ese espacio es difícil pero no imposible….retomar los pedazos de cristal que se esparcieron con la soledad, ajustarlos y olvidar….sin olvidar realmente….solo retomar el camino que nos trazamos en su compañía…buscar y encontrar su igual…no, esa nueva luz que entra asta el rincón no sera su igual pero si lo mas cerca….lo mas cerca para continuar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.