Bocanada I

Aprieta el cuello, penetra como alfiler cada poro del cuerpo, abre causes de ciempiés entre los huesos, espera un laberinto de papel para recorrer con las manos la delicada voz del aliento que dejan las playas vestidas de luna.

Sigue apretando la duda del capitán del barco, la realidad muere ahogada en los colores del lienzo, húmeda es la noche que desintegra la fuerza de la fiera en la cabeza.

No está mal como paraíso para los pecadores, es un cielo infinito en el mar de los que sueñan con un mundo ideal.

One thought on “Bocanada I

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.