Somos carne

Pude verte, escucharte, sentirte.
Y no se que de nosotros será mañana.

Puedo fluir en complicidad.
Somos carne.
Dejemos al tiempo decidir el título oficial.
Crecer es no tener prisa por volar.

Tus manos firmes en mi piel buscan abrirse paso en mis caderas.
Tu boca, es un claroscuro de placer.
Pude verte en la oscuridad, con tu triangulo perfecto de algodón.
Cómo explicar las mordidas en los labios, el sabor de tu nectar, el perfume en tu cuello.
La pasión que nos atrapa, que nos envuelve.
Los gemidos en contención.
No hay miedo, somos dueños del momento.
Las sábanas revueltas, la luz silenciada, el vino que fluye en nuestras venas, víctimas de la madrugada.

No buscamos templos, nuestros cuerpos son los dioses a los que nos debemos.
No buscamos un ancla, seguimos en movimiento.

El lugar, el día, el minuto exacto, nos seguirá.
Y no sabes cuando podrá encontrarnos.
Somos carne. Estamos preparados.

#flaca #erucasativa

Un segundo o dos.

Y ella se sentó en la mesa de centro, en la sala de casa
Con sus remera y su uniforme de enfermera…
Se dibujó un triángulo perfecto desde el eje entre las comisuras de su pantalón.
Cada punto de costura como un poro de atento seductor.

Ese aroma en el aire que provoca un poema o una canción.
Apenas un segundo o dos que la mirada se desvió.
Revivió recuerdos, atormentó, despertó el deseo.
Un viaje sin detenernos en el tiempo.

Y se fue un día entero en un segundo o dos.
Un pacto entre la madera y tela y dios nuestro creador, el universo o la evolución.

#chicacosmica

Gracias.

Demos gracias a la vida.
Nos encontro.

Un alma viva.
Respira como dios.
Pétalos de piel suaves como el aire.
Su sonrisa que emoción.
Ese trotar apenas tocar el suelo como si quisiera volar.
Hola papá. Me dice el auricular.
Tanta hermosura no se puede comparar.
Que se escuche toda la vida la carcajada y su maldad.
Que tire derechazos con cualquier extremidad.
Que sea feliz. Como yo lo fui.

#pequeñoangel

Humo rojo

Ayer me paré frente a una desconocida. Cantaba y bailaba como llevada por el viento. Le daba de comer a su gato, le acariciaba la espalda, le hablaba de cariños y besos. No me pude detener en su mirada por miedo a caer preso de su rabia.

Cuando se acercó, primero una bofetada, después me acuchilló el corazón, y luego vino el vacío, el silencio recorriendo mis venas. Cuando me di cuenta estaba en el piso con un diente a dos metros y la mitad de la cara cubierta de rojo, sentí algo salirse de mi cuerpo. Con su risa a carcajadas presumía sus largos colmillos, la ciudad la convirtió en vampiro para exprimir el alma.

Se largo con el caballero de buenas manos que cura la espalda, el maestro del cigarro que cuenta las mejores historias del barrio. No importó el Jack reciclado, ellos brindaron con un red label, fumaron un poco de la pipa, un poco del cenicero, juntaron sus labios y sus cuerpos, se perdieron en el deseo, en la bruma y en el humo, mientras la noche se despedía y el día daba los buenos días.

Me he visto en el sofá tratando de recapitular mientras mi hijo me pregunta si el destino de su mamá será el infierno cuando muera, pero ya no quedan lágrimas para responder. Todos somos malos de alguna manera, respondí. El infierno también tiene buenas personas.

Ya no hay forma de pedir perdón.

Para mi chica cósmica, donde quiera que esté.

¿Cómo voy a lograr que aún me quieras?
¿Cómo lograr que quieras escuchar?
Cuando este fuego me desvela
pero despierto solo una vez más
¿Cómo lograr verte de nuevo?
¿Cómo he de recobrar tu corazón?
¿Cómo aceptar que todo ha muerto?
y ya no hay forma de pedir perdón
Qué mal, qué mal,
esta absurda y triste historia
que se pone cada vez peor.
Qué mal, qué mal,
¿Por qué ni puedo hablarte?
Temo que es así, que ya no hay forma de pedir perdón
¿Cómo lograr que aún me quieras?
¿Cómo lograr que quieras escuchar?
cuando este fuego me desvela…
¿Qué es lo que voy a hacer?
¿Qué es lo que voy a hacer?
si ya no hay forma de pedir perdón.

#pedroaznar #eltonjohn #sorryseemstobethehardestword

9no aniversario de locura transitoria

9no aniversario. No hay fiesta, solo dolor. No hay letras, porque duele peor. Pasé de una felicidad doméstica a quedarme sin el sueño que busqué desde pequeño. La poesía, las cartas sin remitente, los malos entendidos, le dieron rumbo diferente a mi jodida suerte. ¿No hay nada que celebrar? Probablemente.

Nunca supe transmitir la verdad. Y la verdad es que te ame, desde es primer día que decidimos vivir juntos.

El tiempo me arrastro, y no me diste oportunidad de demostrarte mi valor. Dices que fue miedo, que por eso el silencio. También fue traición.
No pudiste leer entre lineas, te fui fiel hasta el final, cumplí con mis votos. Me voy tranquilo, pero con un trabajo que hacer, quitar las espinas que marcaron mi destino.

Se que no me extrañas. Se que estas con alguien mas. Buena suerte.

Te dedico a ti mi chica cosmica esta entrada de aniversario. Porque dejaste ser mi fan, espero me perdones.

PD. Quedaran en el armario algunos escritos que por su contenido es mejor quemar, es demasiado el dolor que encierran. Seguiré encallado en alta mar, en este barco solitario, en aguas quietas hasta que pase el temor. Abrí mi corazón demasiado tarde. Seguiré porque la vida es así, porque en cada mal momento, le siguen dos y tres hermosos eventos.

Feliz noveno aniversario. Se feliz donde quiera que estes, siempre seras mi chica cósmica.

Perdón

Es dificil arrancarte una sonrisa
tu vida esta en un giro dificil de alcanzar
aun no dibujamos la última firma
pero se que hace tiempo me dejaste de llamar.

Te juro que desde el primer día
te vi en mi sueños, en la eternidad
buscandonos debajo de las sábanas
encontrandonos en un beso de felicidad.

Fue tan frágil nuestro amor
sin bases para lograr algo mejor
que te rendiste desde el día dos
sin alzar la voz, sin pedir perdon.

Hoy no puedo con esto, he llorado por mi estupidez
por no quitarme lo que llevo cargando como protección.
Se fue lo maravilloso de la vida, mi amiga, mi confidente, mi amor.
Se fue por algo mejor, su existencia misma.

Como negar tu buena decisión
si te hice esperar tantas noches en insomnio y decepción
con esas lágrimas en la almohada sin alguien que las tomara
y curara tu corazón.

Todo este tiempo me esperaste en el balcón
mirando las estrellas, esperando un cometa que despertara mi pasión
y yo en cama, sin decir la verdad de cuanto te amaba
por miedo a sufrir al entregar mi alma.

Hoy no puedo con esto, quiero gritar pero solo veo destrucción:
perdón por todo, perdón.

31.

Felices 31.

No tengo palabras para desearte lo mejor.
Las ahogaste con tus silencios y con esa forma de decir adiós.
Esta noche no habrá flores, ni abrazos, ni un te amo.
Los cambiaste por humo, marihuana y un orgasmo.

No tuviste lo mejor de mi. No tuviste las agallas de esperar el momento.
Pero te deseo que vivas como deseas y encuentres felicidad.
Ese estado único de paz y armonía con el universo.
No mires atrás, para entonces ya me habré ido.

No te deseo ningún mal, quiero que quede claro.
Porque dos corazones dependen de ti, y el mío aún está sangrando.
Sigue adelante con tus pasos.
Algún día en otro aniversario entenderás lo que es amar sin barreras y sin engaños.

Disfruta tus 31. Te ame. Te amo. Mañana no se.

Espero curarme de ti

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»… Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón. #jaimeSabines