A mi niña favorita.

Ven no tengas miedo de seguir mis pasos,
Relájate y déjame penetrar en tus sueños.
Daremos un viaje hasta el final de la noche.
Prometo hacer hasta lo imposible para llenarte de gozo.
En esta oscuridad inventaremos un cosmos y algo más.
Un sueño extraño relacionado con mi niña favorita.
Que me ha demostrado, que mis tendencias soñadoras no han sido constitucionales,
Si no dependientes a su amor.

Desde la primera vez que te vi.
Deje de ver a la calle en busca de rosas extravagantes,
Algo en tu voz cautivante, me seduce.
Lentamente se asoma un rayito de luz en mi camino,
Sin agitar mis alas, note como poco a poco mis pies dejaban de tocar tierra,
Dime el secreto que tu voz oculta.
Que brinda la constelación y la rosa,
El silencio y el grito de esperanza,
La alegría por estar junto a ti.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.