Hoy que te vas

Ahora regresa tu si quieres, sé tu quien busca lo acertado y jamás hallado, revuelve tu sola al destino, enlódate en las ganas , muere tu hoy que las noches serán tan largas, adormece tu sobre el aire, duerme en tu cuento de hadas que de historias están hechas mis manos…

Que no te astille…

Imagínate que tal vez, todo se ha hecho viejo, se ha triturado, puesto que he comprendido y sabes que te he llorado ráfagas siendo invisible ante ti, que he necesitado tu risa cientos de días y esa parvedad hoy ha sido obligada a sosegarse.

Únicamente recuerdo que la desembocadura de tus palabras ha sido desértica, y no me culpes, no me acuses de aprensiva, lo hice así por no extrañarte, ni a tu voz vacía, ni a tu mirada inerte y fugaz.
No me incrimines de desalentada, toma en cuenta que la corriente que me destinaba a ti fue baldía en tu honor, fue continuamente árida en un seguirte, y en un momento, quizá de manera errónea me mancho de pureza inagotable.

Todavía  reconozco que poseo un caudal de memorias de ti, de ilusiones que quise entregarte y no he sabido estipular con el pasado, no he conocido el transcribir la vida, la palabra adiós, la frase “me voy”.

Pero sospecho que así lo haré, inventaré la forma reservada de no retroceder, de ver la parte final antes del umbral, para no perseguir ser una marioneta que únicamente siente, me permitiré creer que sólo vuelan las mariposas y las aves…”Y terminaré grabando en los pétalos de sus lluvias, que todo seca y se evapora alguna vez”.

Se que me gustaría palparte al escribirte, que apreciaras también desde las letras todo lo que se queda tirado aquí, que exprimieras lo más que pudieras esa humedad de pensamientos para ver si así secan sin espera, sin simuladas despedidas, sin absurdas actitudes, sin considerar presente el desinterés que dibujas cuando hablas y simplemente, toparte entre estas líneas…

Quizá para expresarte cuantas ideas se contemplan en tu distancia, en tu apatía, en tu esencia, entre los elementos que construyes exhibiendo tu intelecto y sonrisa absoluta. Para abrazarte fuerte hasta que explote, hasta que caiga, hasta que todo muera o para mostrarte las marcas de cada cicatriz de mis heridas.

Y si no es razón lógica, finalmente  déjame tú conocer mi límite, dime como constituir perfectas mis paradójicas emociones o enseñame a resignarme a colgarte como recuerdo ideal.

Dame el concepto exacto para  arrastrme a un destino y no al azar, haz que deje de aspirar por sueños y que camine por algo más racional, regrésame al valor,a las tragedias, el sonreír de las nostalgias y si puedes y si sabes que no vuelves, sólo déjame creer que al final de mi vida te encontraré.

Para seguir adelante, sin ver tu fin, mi frontera…

Que no te angustie…

Figúrate que nada se te ha escapado, que soy yo quien se ha ido lentamente, quien ha caído en cuenta después de tanta guerra, que de recuperar las piezas perdidas al verte se acercaba a la dirección equivocada, que de suspiro en suspiro sobre tu claro silencio me quedé sin aliento, y no resistí otro día, porque que no tuve mas que objeciones mesuradas siempre ocultando el alma verdadera de ellas y me quedé como un frasco vacío que después de ti se amoldará a cualquier forma que lo llene de nuevo, como tu ausencia siempre presente lo hacia.

No te vayas sin saber que este corazón piensa que querías tus alas libres, tus recuerdos tejidos en el alma y que no sabe explicarte que pasa. Que pensar en tu espera siempre le conmoverá en lo que respire.
No me olvides sin saber que la resonancia de ti probablemente sea eterna allí adentro…

No cruces esa puerta sin que te diga que hay lugares y cosas por aquí que a este corazón le obligarán a sentir tu eco y le apasionará siempre repetir que estuviste a mi lado, que desafió al dolor y murió ahogado en memorias, ciertamente de nadie más, sino tuyas.

Regresa tú si quieres, aclárame todas las controversias que me enredé en el alma, agota la vertiente de mis sentimientos hacia a ti, déjame admirar tu locura y quítame esta pausa, o dime el porque de tener que mirar a quien me mira, de tener escuchar a quien me escucha…

Y cuando sepas que te has convertido en un solo día para mi, vuelve, que quiero otra historia, esta vez donde tú seas quien me haga una vez más caminar descalza pero que las púas de tus palabras no estén tan afiladas, donde si me pertenezcas y las huellas sean recíprocas, donde tu voz no sea únicamente un retumbo arcano y viejo.

No disimules si me extrañas, no juegues a seducir al olvido, no busques sofocar emociones, no intentes asfixiar sentimientos, mejor hazme entender la indiferencia de las cosas, de las miradas, de los abrazos sin sentido o dame otras razones, que corten más profundo para no albergarte en esta fábula, seduce a mi olvido para no alojarte en mis escritos tanto tiempo y dejarte ir , como tu al viento…

2 thoughts on “Hoy que te vas

  1. lo puedo leer en 5 minutos sin pensar…. pero me llevaria horas tratar de descifrar lo que esta detras de una frase tan bien formada….

  2. no sabes como me encuentro sentido a estas letras, como me encantaria seducir al olvido, al tiempo, es facil pedir razones obvias para no encontrar esperanzas en los detalles, en un abrazo pero cuando se dan, cuando te cortan las alas, hay sentimientos encontrados, das las gracias por no dejarte perder el tiempo, pero a la vez lloras porque no te dieron mas tiempo para seguir sonando, el cuento de hadas, el enamorarse del amor, el ser una ilusa, estupideces que solo existen en mi burbuja, y mis letras son como leer el periodico, no tienen sentido, y uno deshaciendo el cerebro por encontrar las palabras indicadas que le rasquen el corazon y hagan que caiga en mis manos, porque una vez ahi creeme que jamas podra salir…. solo estupideces del corazon mi querida amiga

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.