5 estrellas

Nunca iré a un motel, menos a un hotel de pasó
tenía claro lo que quería, más no que cambiaría de opinión
todo cambia cuando el amor te atrapa
se nubla la visión y pierdes un poco la razón

Regresábamos de tomar una Piña Canaria en el Chez de la cacho
hablamos de comernos el mundo y hacer un viaje juntos
prometió llevarme a donde yo quisiera
en ese momento la Luna nos sorprendió en el parabrisas

“Llévame a la Luna” susurre en su oído
soltó la palanca de cambios, tomo mi mano y me beso
tiempo atrás había dicho:
“quiero llevarte a la Luna y hacerte tocar el cielo con las manos”

Apretaba mi mano y me besaba a la menor provocación
sin decir mucho, manejo hasta un hotel
deje en la puerta de la habitación los principios inculcados en casa
quería ir ligera de equipaje a ese viaje

Los nervios secuestraron las palabras
mis respuestas eran simples monosilabos
-¿Quieres servicio a la habitación? -No
-¿Estas cómoda? -Sí

Deambule por la habitación
reconociendo la nave que me llevaría a órbita
“¿Ahora que sigue? ¿Qué se supone que debo hacer?”
mil incógnitas dentro de mi cabeza

Bailamos un vals sin música
me besaba como sí esa noche fuera la última
sus manos disimuladamente rozaban mis pechos
en mi entrepierna había sensaciones nuevas y desconocidas

Lentamente abrió cada botón de su camisa
secunde la acción, me quité la blusa
era un poker de prendas sin ganador
una a una cayeron, excepto la ropa interior

El pezón se endurecía con el calor corporal
sus labios comenzaron la travesía en mi cuello
bajaron haciendo escala en mis senos
no se detuvieron hasta llegar a su objetivo

Retiro la tela de algodón que estorbaba
su lengua produjo en mi un sobresalto
los gemidos retumbaban en las paredes de la habitación
me hacia desprender el alma del cuerpo

Estaba más que listo para iniciar la estocada
mi inexperiencia lo exitaba aún más
era el mentor, el primero en explorar mi cuerpo
penetro tierra santa, sentía un dolor placentero
bailaba sobre mi cuerpo
me estremecía cada movimiento
tomo mi mano y entrelazamos los dedos
los cuerpos eran uno sólo

Me llevó a la Luna
toque el cielo con las manos
sentía mariposas en el vientre
conocí al señor orgasmo

Dos cuerpos desnudos y exhaustos
aprisionó mi cuerpo, apoye la nuca en su brazo
enlazamos las piernas, rozando los pies
y vimos desaparecer la luna por la ventana.

7 thoughts on “5 estrellas

  1. No hay mejor manera de describir lo que sentiste al dejarte llevar por la pasion,me hiciste recordar esa primera vez, la primera vez que te inundan esas sensaciones,simplemente me encanto….. sere tu fiel lectora

  2. tus letras podría a caricias .. noches de su piel .. me hisite recordar.. éxtasis sin razón .. y amores sin corazón fue lo que llego a mi mente al recordar un pasado de mi ser..

  3. nada mejor que esa primera vez que pierdes la cabeza, gracias Ariday

    un placer que te tomes el tiempo de pasar por aqui Lilith

    recordar es volver a vivir Lex, gracias por entrar a la pagina, espero no te haya defraudado 🙂

  4. Estuvo exelente, exitante, extaciante, me gusto mucho, hizo despertar en mi un calorsito muy agradable y tambien me hizo recordar ciertas andanzas de juventud.

  5. nunca. una buena historia es jusgada. secretos son guardados. y acciones son recordadas. pero los secreto de luna roja. esos. nunca pueden defraudar…

  6. Maximus sigo sin entender por que les causa exitacion la lectura de mis cronicas 😉 gracias por darte una vuelta a la pagina.

    Lex gracias otra vez…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.