Arrancando algo de entre mis entrañas, insoportable que seas tu
quién me traspase al otro lado y me convierta en “las otras”,
amarrando los pedazos de arrojo que quedaron impresos en el aire,
me deshago por convertir en entelequia tu cinismo,
la cobardía con que amanecen tus ojos destendiendo la cama,
la manera tan peculiar de estos últimos instantes que le dan vida a mi respiración.

Decepción de alma y piel….
a cansarse de la espera tan audaz que arrebata mi devoción,
Incomprensión de mi alma en queda,
En el intento por evaporar las trizas de depresión a punto del vuelo.

Ni una palabra más, no preguntas asediadas,
y no pretendo discriminar, pero eres tu
la única persona con quién no deseo charlar.
No desgastes el átomo de pensamiento en el experimento de interpretar mi silencio
no es lenguaje vida mía, es solo que tan solo por un segundo
deseo engañarte con la soledad.

Y no procuro calumniarte, pero si algo arrastras esta mañana, es culpabilidad.

3 thoughts on “

  1. la soledad es buen amante.. buena consejera… y mejor amiga….

    No desgastes el átomo de pensamiento en el experimento de interpretar mi silencio…. definitivamente es un gasto inutil…

  2. El sublime conjunto de palabras punzocortantes hacia seres amados no resulta en satisfacción… aún sin sentirlo. Porque desgarrar a quien no entiende… con 3 frases cortas, si quien se hiere es quien no se las ahorra?

  3. estoy de acuerdo.. es inutil qe intenten descifrar qe pensamos cuando estamos en silencio..¿sera bueno? ¿sera malo? ¿sera qe no es nada en especial? no lo intenten qe jamas podrian saber a ciencia cierta la respuesta…

    “decepcion de alma y piel”
    siempre puedes volar de nuevo..

    Saludos.:”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.