3ro de secundaria IV

…continua de Tercera Parte

El 3ro “C” llego a ser un buen equipo, deportivamente no estuvo tan mal, aunque nunca destaque y no por que no pudiera, mas bien fui un poco reservado, y no di lo que sé pude haber dado. Fuera futbol, basquetbol o voleibol siempre estabamos ahi compitiendo en los primeros lugares. Y claro teniamos la mejor porra.

En una ocasion hice un bloqueo jugando basquetbol, fue tan impactante que la bola termino lejos de la cancha, y horas despues me preguntaban si yo habia sido el de la jugada esa, pero al final no me relacionaban con el buen jugador, mas bien era el que andaba para todos lados con ella.

No dejabamos que los maestros humillaran a un compañero, lo defendiamos a capa y espada, aun si peligraran nuestras calificaciones. Eramos un grupo unido, lo demuestra una de las travesuras que hicimos.

Teniamos un examen de quimica, y a alguien se le ocurrio escribir todos los apuntes en el pizarron, sabiamos que nos lo aplicaria un maestro diferente a la que nos impartia la clase. Nuestro problema estaba resuelto, nuestras calificaciones fueron de las mejores en promedio general, sin duda nadie habia reprobado esa dificil materia. Pero algo no andaba bien, a la hora de entregarnos los examenes, ¿que hacian el director y la maestra entrando al salon?. Los peores pronosticos se avecinaban. Lo sabian. Sabian de nuestra gran trampa, y querian culpables, exigian culpables, si no delatabamos a alguien todos estariamos reprobados, todos. No se salvarian los de record impecable, entre ellos, ella. Se que algunos dudaron de que ella abriera la boca, yo nunca lo hice. Nadie dijo nada, nadie fue el traidor, nadie se paro y apunto al culpable, al menos no en publico. Estaba decidido, pero no sin antes una jugada extra de parte de la maestra, diciendo que los unicos con los “huevos” tan grandes para atreverse a hacerlo era “el chilango” y/o yo. El silencio reino, nos salimos con la nuestra.

Ella era muy celosa de sus calificaciones, no le pasaba la tarea a nadie, no se dejaba copiar en el examen, cubria sus hoja con sus brazos, como si se recostara en ella. Pero algo estaba cambiando por que un amigo necesitaba pasar un ultimo examen, si no reprobaria el año. Y lo nunca antes visto, ella se ofrecia para ayudarle, y a la hora del examen le pasaba las respuestas correctas. No se si influi pero no fue la misma ese año, pero todos me daban las gracias por esta ahi.

continuara …

2 thoughts on “3ro de secundaria IV

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.