29 segundos después

Perdí tu dirección
en el cajón de tus cartas
en el desden de cada nueva madrugada
ese primer beso también fue para decir adios
las vidas sumergidas en miel
suelen acabar 29 segundos después…
donde no es posible amar
es mejor dejárselo al azar
se hace costumbre buscar en otros labios
lo que aquella noche estos encontraron
un par de lunas cubiertas con un top
un par de manos hurgando bajo el pantalón
quise encontrarla cada mañana
bajo las sabanas en mi colchón
pero en cada amanecer
se mudaba a una nueva cama
si nos volvimos a ver
fue por la nostalgia
por que aun queda la gracia
de volverte a recordar
semi desnuda en el sofa
si recordé es gesto y esa mirada
fue por el reflejo del sol
en la luna que esperaba
para darme tu nueva dirección
si te vuelvo a ver
te espero 29 segundos después
con el mismo guiño
en la alcoba del palacio
que construimos para dos
en esa hermosa fabula de amor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.